Wednesday, May 27, 2020

SP -- Marketing del COVID-19 en los EE.UU.: Desinformación, Incompetencia y Bufonadas -- March 10, 2020





Global Research, 10 de marzo de 2020

CDC recommends no gatherings of 50 or more for 8 weeks | www.WDIO.com


El contenido de este artículo no tendrá mucho sentido para usted. El propósito de su lectura es apreciar el poco sentido que tiene.

La OMS describió los casos de virus en todo el mundo al pasar la marca de los 100.000 como un "momento sombrío".

La AFP clamó: "Un cuarto de los italianos está encerrado mientras el virus barre el mundo". (1)

Corea del Sur insta a la cooperación mientras la epidemia hace estragos en toda la región. (2)

"Francia se dirige inexorablemente hacia una epidemia de coronavirus" (después de 3 muertes). (3)

"No viajar en cruceros por el riesgo del coronavirus, aconseja el Departamento de Estado". (4)



Casi 300 millones de estudiantes en todo el mundo se enfrentan a la cuarentena domiciliaria, la UNESCO afirma que "la escala y la velocidad mundial de la actual perturbación en la educación no tiene parangón y, si se prolonga, podría amenazar el derecho a la educación". (5)

Un nuevo "Modelo de Proyección de Pandemias" ha predicho 2,16 millones de muertes en los Estados Unidos, afirmando que "deben tomarse medidas de emergencia para evitar la catástrofe". (6)

Según un estudio de la Universidad Nacional Australiana, en el "mejor de los casos", el coronavirus se cobrará 15 millones de vidas y reducirá en 2,4 billones de dólares el PIB mundial. En el peor de los casos, mataría a más de 68 millones de personas y recortaría 9 billones de dólares del PIB mundial. (7)

La Organización Mundial de la Salud elevó su evaluación del riesgo mundial de "alto" a "muy alto", afirmando: "Este virus puede estar en camino y hay que estar preparado. Ustedes tienen un deber con sus ciudadanos, tienen el deber con el mundo de estar preparados. Despierten. Prepárense".

El Banco Mundial anunció un paquete financiero de hasta 12.000 millones de dólares USA para ayudar a los países por el impacto sanitario y económico, esto un día después de que el FMI y el Banco Mundial se dispusieran a ayudar a los países miembros a hacer frente a "la tragedia humana y el desafío económico que plantea el COVID-19". (8)

Departamento Nacional de Salud de los Estados Unidos: Purificación mediante Purga

"Hace unos dos años, cuando todavía estaba en la Casa Blanca como asesor de seguridad nacional, John Bolton disolvió abruptamente a los funcionarios del gobierno responsables de hacer frente a las pandemias, la seguridad sanitaria mundial y el bioterrorismo. Aparentemente la burocracia de la seguridad sanitaria está fragmentada en varias agencias, lo que significa que la Casa Blanca tiene un control significativo sobre la seguridad sanitaria nacional.

Esto explicaría el extraño comportamiento y respuesta del CDC y otras agencias gubernamentales aparentemente independientes. Están fragmentados y dependen de la dirección de la Casa Blanca. Esto también parece ser un ambiente propicio para que elementos del estado de seguridad nacional hagan negocios divertidos. Si la seguridad de la salud está fragmentada a través de varias agencias y sujeta al control de la Casa Blanca, y puede ser fácilmente mantenida fuera del circuito de las cosas, hay una mayor probabilidad de que puedan ser llevadas a cabo operaciones encubiertas sin la preocupación de soplones o similares". (9)

El Washington Post dijo esto: "Llega en un momento en el que muchos expertos dicen que el país ya está infra preparado para los crecientes riesgos de una pandemia...", y citó a un funcionario que decía, “La seguridad sanitaria está muy fragmentada, con muchas agencias diferentes. Significa que la coordinación y dirección de la Casa Blanca es terriblemente importante". El punto era que los planes declarados por Bolton para "racionalizar el NSC" realmente equivalían a una seria "degradación de la seguridad sanitaria mundial". (10)

La estrategia del gobierno de los EE.UU. es controlar la información, la transparencia y la libertad de expresión. La Casa Blanca ha ordenado a los funcionarios de salud y a los científicos que coordinen todas las declaraciones y apariciones públicas con la oficina del Vicepresidente Mike Pence, según el NYT. (11)

Hay más signos de desorganización mientras los funcionarios debaten cómo manejar el crucero que hay frente a la costa de California y que lleva 3.500 personas... "No deberíamos tener a 16 personas diciendo cuál es el plan... particularmente cuando no ha sido formulado completamente", dijo el Dr. Ben Carson, miembro del grupo de trabajo sobre el coronavirus, en el programa "This Week" de la ABC. (12)

Confusión

El 7 de marzo, Wired publicó una historia en titulares, "El evento de prensa sobre el Coronavirus de Trump fue incluso peor de lo que parecía", un reportero declaró que los "comentarios de Trump en el CDC... fueron erróneos, engañosos, y muestran cómo la desinformación podría obstaculizar los esfuerzos de contención del Covid-19". . . . Las declaraciones del Presidente a la prensa fueron aterradoras. Estaba lleno de cumplidos de Querido Líder, defensas no secuenciales de asuntos no relacionados, y -lo más importante- desinformación sobre el virus y la respuesta de los EEUU. Eso es particularmente doloroso viniendo del interior del CDC, una fuente de poder de siempre en la salud pública mundial, ahora reducida a ser un telón de fondo para la política sucia". (13)

En opinión del New York Times, "la confusión tipificó la lucha de la administración Trump por proyectar la confianza y el progreso sin engañar al público sobre la propagación del virus".

Estas declaraciones parecerían un fracaso abyecto en la "proyección de confianza", pero lograron admirablemente "engañar al público". (14)

El Global Times dijo que los EE.UU. han metido la pata, pero no lo admitirán. No están preparados para enfrentar a ninguna emergencia, como se reveló en la confusión de declaraciones oficiales contradictorias, anuncios demorados y falta de transparencia. (15)

En marzo, los medios de comunicación informan que la Casa Blanca está confundiendo al país con múltiples mensajes mixtos sobre todos los aspectos del coronavirus, especialmente con las pruebas. La administración Trump afirmó que un millón de pruebas estarían disponibles en una semana, pero los funcionarios de la Casa Blanca declararon entonces que el número podría ser mucho menor, y el Dr. Stephen Hahn, comisionado de la FDA, dijo en una audiencia en el Senado que estaba "oyendo de los fabricantes privados" que podrían estar disponibles 2.500 kits de prueba..." Pero según el mismo informe, estos equipos de prueba del sector privado "no aumentarían la capacidad de los laboratorios individuales para realizar las pruebas", lo que significa que incluso si las pruebas están disponibles, los laboratorios privados no tienen el personal o la experiencia para realizar las pruebas, incluso suponiendo que su calidad sea de un nivel aceptable. (16)

Para confundir aún más al público, el número de equipos de prueba disponibles y de personas sometidas a prueba varía según el funcionario de salud al que se le pregunta, de varios cientos a decenas de miles o a millones. El Secretario de Salud y Servicios Públicos, Alex Azar, añadió confusión diciendo que no estaba claro qué estados y/o instalaciones recibirían las nuevas pruebas, declarando: "En este momento... es un desafío si eres un médico que quiere hacer que alguien se haga la prueba". (17) Un día, la Casa Blanca prometió 4 millones de kits de prueba del coronavirus "para la próxima semana", pero el mismo día, el Vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, dijo: a) "cualquier estadounidense podría ser sometido a pruebas de coronavirus", pero b) "reconoció... que la capacidad no existía todavía". ¿El significado? No hay ningún significado. (18)

Entonces, el CDC animó"fuertemente" a los médicos a "hacer pruebas para otras causas de enfermedades respiratorias como la gripe, antes de... una prueba de coronavirus". La Dra. Rochelle Walensky, jefa de Enfermedades Infecciosas del Hospital General de Massachusetts, dijo de manera amable que "alguien podría tener potencialmente el coronavirus y la gripe al mismo tiempo". En otras palabras, no hagan la prueba del coronavirus. Culpen de las muertes a la gripe.

El CDC estableció criterios estrictos sobre quién puede recibir las pruebas, e incluso pacientes en estado crítico han permanecido sin ser examinados porque el CDC se negó a examinar a los que no cumplían los criterios, lo que incluía a cualquiera que no hubiera viajado a una "zona altamente infectada", como Wuhan o Corea del Sur. Como señalé en un artículo anterior, en un hospital de California se le negó la prueba incluso a una paciente que había estado con un respirador en la UCI durante cinco días, porque no se ajustaba a los "criterios" del CDC.

La Dra. Sarah Turbett, microbióloga y especialista en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts, dijo: "Sólo hacemos pruebas a las personas más enfermas..." El CDC dijo un día que se habían realizado 472 pruebas (en total), pero la cifra fue eliminada del sitio web del CDC al día siguiente. El Almirante Brett Giroir, Subsecretario de Salud de EE.UU., dijo que la tasa de mortalidad era mucho más baja que las estimaciones anteriores porque "había habido una importante subestimación de casos".

El 4 de marzo, el NYT afirmó que el coronavirus "podría haberse estado propagando [en el estado de Washington] hasta seis semanas antes de que se detectara el primer caso", y que el CDC parece no haber estado preparado para el brote. No sólo no estaban preparados, sino que, como señaló el Global Times, "Washington se ha centrado más en minimizar la influencia del virus en la confianza del mercado de valores" que en la salud pública. (15) Los políticos estadounidenses están dando prioridad a la economía, y creen que los estadounidenses deben resistir la emergencia por sí mismos.

Para confundir aún más al público, el CDC declaró que California sólo tiene un puñado de laboratorios competentes para administrar la prueba, pero que esto se incrementaría hasta quizás 20 "en las próximas semanas". Se informó de que sólo el CDC tenía la capacidad de administrar estas pruebas, pero al parecer -e inexplicablemente- no lo hacía. Los informes de los medios de comunicación afirmaron que el CDC "envía los kits a los laboratorios 'designados como cualificados' por el CDC”, que incluían sólo unos pocos laboratorios locales -y el Departamento de Defensa.

Mick Mulvaney, el jefe de personal interno de la Casa Blanca, minimizó la amenaza, y dijo, "Esto no es el Ébola. No es el SARS, no es el MERS. No es una sentencia de muerte."(11)

Pero luego, sumándose apreciablemente a la confusión, fue la petición de Trump de 1.250 millones de dólares en fondos para esta crisis, y con el Congreso ofreciendo en el plazo de dos días 8.000 millones de dólares, aprobados con un "amplio apoyo bipartidista" para un virus supuestamente inexistente que no representa "ninguna amenaza" (según Trump), y que no requiere mascarillas y ni siquiera pruebas. (19)

¿Por qué aparentemente los EE.UU. no están haciendo pruebas para el Coronavirus COVID-19?

La directora de National Nurses United (Sindicato de Enfermeras), Bonnie Castillo, denunció lo que ella llamó "inquietante" falta de preparación, afirmando que las enfermeras no tenían el equipo de protección necesario y no tenían educación ni entrenamiento para tratar con el virus. En sorprendente contradicción, el CDC continuó enfatizando que el riesgo general para el público era bajo y animando a la gente a no comprar mascarillas. (19)

El Dr. Stephen Hahn, el comisionado de la FDA, dijo en una audiencia del Senado que el CDC estaba trabajando con un fabricante privado para aumentar drásticamente la capacidad de pruebas de los laboratorios de EE.UU.. Hahn afirmó que "un millón de pruebas de coronavirus deberían estar disponibles" dentro de una semana, declarando que estaba hablando con alguna compañía que estaba "aumentando" su producción, esta afirmación se fue deteriorando progresivamente hasta que Hahn admitió finalmente que tal vez sólo podrían estar disponibles 2.500 kits de prueba dentro de ese tiempo.

El NYT reveló que una fuente oficial de Salud Pública afirmó que los laboratorios estadounidenses podrían realizar "unas 10.000 pruebas al día cuando todos sus 100 miembros [estuvieran plenamente operativos]". Pero China es capaz de llevar a cabo casi 1,5 millones de esas pruebas, y con un nivel de precisión indiscutible mundialmente, pero los EE.UU. han realizado -en tres meses- pruebas a entre 300 y 3.000 personas, e incluso en países pequeños se hacen muchas decenas de miles por semana. (20)

Las autoridades médicas dijeron que China podría proporcionar unos 350.000 kits de prueba de reactivos de ácido nucleico cada día, lo que podría satisfacer plenamente la demanda de EE.UU. El director de Beijing Zhimed Medical Science dijo que aunque los americanos de a pié "pidieron a gritos los kits de prueba chinos"... Los políticos de EE.UU. han politizado fuertemente el virus y se mostraron reacios a introducir los kits de prueba chinos, en parte "para salvar las apariencias", y con la esperanza de reducir la rivalidad estratégica de los sectores bio-tecnológicos chinos más competentes. (15)

El Secretario del Tesoro, Mnuchin, dijo que la administración Trump estaba "vigilando de cerca el coronavirus y sus efectos en... los mercados y en la economía en general". Sin embargo, el Sr. Mnuchin se apresuró a añadir que Trump no estaba considerando la posibilidad de reducir o suspender sus aranceles sobre las importaciones chinas para mitigar los efectos económicos del coronavirus, por muy graves que fueran. El representante de Massachusetts, Richard Neal, presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, dijo que "todo paquete de estímulos debería centrarse en la inversión en infraestructuras...", sin explicar de qué manera la reparación de un puente que se derrumba disminuiría los efectos de una infección del virus. (21) (22)

Esto significa que el gobierno de los Estados Unidos y el CDC están abandonando su responsabilidad hacia el público, esperando a que las empresas privadas aprendan a fabricar un equipo de prueba fiable del que puedan obtener las recompensas del seguro. Es una conclusión casi ineludible que, como las primeras versiones de prueba no eran fiables, el CDC está esperando a que los fabricantes americanos puedan producir finalmente pruebas rentables y fiables.

Mascarillas

La política del CDC y su respuesta defectuosa, las recomendaciones contradictorias y la asignación de materiales para la prevención de epidemias, han desatado la controversia en las redes sociales de los Estados Unidos.

Varios artículos de los medios de comunicación detallaron el creciente enojo por la recomendación del CDC de no usar mascarillas y la politización del coronavirus en los Estados Unidos. El 28 de febrero, el CDC publicó un video en su cuenta oficial de Twitter titulado "COVID-19": ¿Debería usar una mascarilla?", en el que el CDC desalentaba a la gente a usar mascarillas. "Las recomendaciones del CDC fueron inmediatamente cuestionadas o criticadas por el público americano en las redes sociales, alegando muchos de ellos que esos comentarios irresponsables [estaban] arriesgando la vida de las personas al no fomentar una protección básica". (23)

Muchos se plantearon dudas sobre la credibilidad del CDC, afirmando que "la organización ya no merece su confianza". Una persona escribió: "Todos los que conozco que trabajan en el sector de la salud están llevando algunas (mascarillas) a casa para sus familias y guardando otras. Confío en los trabajadores de la salud y en sus instintos sobre la agencia que rechazó una prueba a un ciudadano infectado". Otro escribió: "¿No es lo que se dice con las vacunas contra la gripe?




Las mascarillas quirúrgicas pueden filtrar hasta el 80%, el N95 hasta el 95% o incluso más de los virus. Las vacunas contra la gripe tienen un 50% de efectividad este año, pero aún así se presiona para hacerlo. ¿No es contradictorio, todo?"

Monitorización de Vuelos

El Gobernador de California, Gavin Newsom, anunció que el estado había monitorizado a 8.400 personas que llegaron en vuelos comerciales. Según Newsome, "No sólo nos estamos preparando, sino que hemos participado activamente en el tratamiento de este asunto durante muchos meses, de forma agresiva". (24)


Pero al mismo tiempo, una periodista americana, Julia Lindau, expresó su sorpresa por la ausencia de controles de coronavirus después de que aterrizara en el aeropuerto JFK al regresar de Italia. Ella publicó lo siguiente:


"Acabo de aterrizar en el aeropuerto JFK después de informar sobre el coronavirus en Milán y Lombardía... Pasé por la aduana de los Estados Unidos. No me preguntaron a qué lugar de Italia fui o si entré en contacto con gente enferma. No me preguntaron nada".


Bufonadas presidenciales

El Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, declaró que se producirían más kits de prueba -a la espera del control de calidad-, y en ese momento Trump le cortó la palabra a Azar, para decir, "Pero creo que es importante que cualquiera, ahora y ayer, que necesite una prueba, la reciba. Están ahí, tienen las pruebas, y las pruebas son hermosas. Cualquiera que necesite una prueba, la recibe. Las pruebas son todas perfectas. ¿Y saben qué? El mundo entero está confiando en nosotros". (25)

Cuando una periodista comenzó una pregunta, Trump la cortó para decir,

"Me gusta esa cosa [el virus]. ¿Sabe?, mi tío era una gran persona. Estaba en el MIT. Enseñó en el MIT durante, creo, un número récord de años. Era un gran super-genio, el Dr. John Trump. Entiendo todo ese mundo. Amo ese mundo. De verdad que sí. Amo ese mundo. Me gustan esas cosas. Realmente lo entiendo. La gente se sorprende de que lo entienda. Cada uno de esos doctores dijo, "¿Cómo sabe usted tanto sobre esto?" Tal vez tengo una habilidad natural. Tal vez debería haber hecho eso en lugar de presentarme para presidente".

"Tenemos un plan perfectamente coordinado y ajustado en la Casa Blanca para nuestro ataque al Coronavirus. Nos movimos MUY pronto para cerrar las fronteras de ciertas áreas, lo cual fue un regalo de Dios. El Vicepresidente está haciendo un gran trabajo. Los medios de comunicación falsa están haciendo todo lo posible para hacernos quedar mal. ¡Triste!" (26)

El 6 de marzo, enfrentándose a preguntas agudas sobre la falta de kits de prueba, y la confesión del CDC de que sus kits de prueba iniciales eran defectuosos, Trump culpó inexplicablemente de los problemas a las decisiones del ex presidente Obama.

"La administración Obama tomó una decisión sobre las pruebas que resultó ser muy perjudicial para lo que estamos haciendo. Y deshicimos esa decisión... para que las pruebas puedan tener lugar de una manera mucho más precisa y rápida."

Pero en realidad Obama no hizo nada, todos los cambios regulatorios se dejaron para la administración de Trump. (27)

El jefe de personal de Trump, Mick Mulvaney, dijo en una audiencia que el coronavirus era el "engaño del día", un comentario que Pompeo rechazó negar. En un acto de campaña, Trump describió el virus como el "nuevo engaño" de los demócratas tras la investigación rusa y su juicio político, y luego criticó a los medios de comunicación por exagerar el peligro.


La CNN publicó una crítica feroz a Trump y a sus políticas de desinformación para tratar con este virus. 

"El método de confianza del Presidente Donald Trump para ganar sus batallas -lanzar desinformación, hechos alternativos y ataques mordaces a sus enemigos- está siendo expuesto... La confianza del Presidente... contrasta fuertemente con la creciente ansiedad expresada por los principales expertos en salud pública de su administración. También plantea dudas sobre su capacidad para liderar en un momento de crisis..." (28)
 *
Nota para los lectores: por favor, reenvíen este artículo a sus listas de correo electrónico, enlaces en su blog, foros de internet, etc.

*

Larry Romanoff es un consultor de gestión y empresario jubilado. Ha ocupado cargos ejecutivos de alto nivel en empresas de consultoría internacionales y ha sido propietario de un negocio de importación y exportación internacional. Ha sido profesor visitante en la Universidad Fudan de Shanghai, presentando estudios de casos en asuntos internacionales a las clases superiores del EMBA. El Sr. Romanoff vive en Shanghai y actualmente está escribiendo una serie de diez libros relacionados generalmente con China y Occidente. Se puede contactar con él en 2186604556@qq.com.
Es un colaborador frecuente de Global Research.

Notas

  
(16) Chicago Tribune - Confusión sobre la capacidad de las pruebas de coronavirus en EE.UU., 3-mar-2020 (AP); New York Times

La fuente original de este artículo es Global Research
Copyright © Larry Romanoff, Global Research, 2020