Sunday, August 30, 2020

SP -- LARRY ROMANOFF -- Puedes engañar a alguna gente... -- August 30, 2020


 

Puedes engañar a alguna gente...

Por Larry Romanoff – 30 de Agosto, 2020  

(No hay nada encubierto que no vaya a ser descubierto,

y nada secreto que no vaya a ser conocido)

ENGLISH  ESPAÑOL

 

Este artículo es una mera curiosidad que trata del idioma y de la cultura, pero puede ser de interés para algunos lectores, y tal vez de ayuda ocasional para evaluar los comentarios hechos por otros. Mis análisis fueron motivados por mi observación de unas pocas personas que comentan aquí y que pretenden ser algo (o alguien) que no son, en particular una persona que se hace pasar por china. No es muy común, pero tal vez sea interesante. Veamos algunas diferencias culturales y veamos a dónde nos lleva esto.

Los canadienses y los americanos en particular, a pesar de su "crisol" de pueblos y de culturas, suelen mostrar poca o ninguna comprensión de otras culturas y tienden a interpretar las diferencias a través de lentes ideológicas y de su falta de cultura, lo que suele dar lugar a malentendidos o a una mala interpretación de los comentarios o puntos de vista, llegando a menudo a conclusiones erróneas.

 

En tu cara

Por ejemplo, una política americana de alto rango dijo recientemente que los chinos necesitan deshacerse de lo que ella denominó su "timidez y falta de confianza". Estaba más allá de los límites de su comprensión el darse cuenta de que lo que estaba viendo, que no era ni timidez ni falta de confianza, sino modestia, una de las características más encantadoras de los chinos y de los típicos asiáticos en general. Las mujeres americanas como clase no son modestas, no suelen ser ni tímidas ni faltas de "confianza", y tienden a tener una actitud más audaz "en tu cara" en comparación con las mujeres asiáticas.

Por lo tanto, una típica mujer china que finja ser una chica americana probablemente lo hará mal, y una mujer americana que finja ser una china nativa no tendría ni idea de cómo comportarse y probablemente no engañaría a nadie. En este mismo contexto, un francés que se hace pasar por alemán no puede engañar a un italiano por mucho tiempo. Las características nacionales de los pueblos se ven poderosamente afectadas por su cultura y su religión, con rasgos que emanan directamente de la psique y que no son fácilmente imitables. Los fundamentos son simplemente demasiado diferentes.

 

No juzguéis que no se os juzgue

Como otra comparación más, en muchas naciones, las personas, siendo los chinos un ejemplo primordial (pero quizás los asiáticos en general), no juzgan a los demás, al menos no en la forma en que lo hacen los occidentales, porque la tendencia a juzgar (como bueno o malo, correcto o incorrecto) es en gran medida un rasgo cristiano, no una característica confuciana o budista. Vemos esto en todas las secciones de comentarios aquí donde el juzgar, y a menudo el juzgar duramente, es omnipresente. Es especialmente fácil identificar a los americanos: "No estoy en desacuerdo con ustedes porque tienen un punto de vista diferente. Estoy en desacuerdo porque yo tengo razón y ustedes están equivocados". Es incluso peor que eso, porque en un gran número de casos "No sólo estáis equivocados en los hechos sino también moralmente". De ahí a la grosería, a los desagradables ataques personales, a los insultos, a menudo obscenos, dirigidos a los que presentan un punto de vista diferente. Y, normalmente, cuanto mayor sea la diferencia de puntos de vista, más vehementes serán los ataques y los insultos.

Esto es especialmente cierto para los americanos de bajo intelecto, pero para ser justos, EE.UU. es el único país en el mundo donde el 75% de la población está por debajo de la media en inteligencia. Otro tipo de excepcionalismo americano.

 

La letra, con sangre entra

Esto también es cierto con el castigo, las religiones cristiana y judía (tal vez principalmente la cristiana) responden de esta manera cuando alguien está "equivocado". El confucianismo y el budismo se centran en la gentileza, el perdón y la corrección, mientras que los americanos cristianos saben en sus corazones que merecen ser golpeados sin piedad si su posición equivocada no está de acuerdo con la correcta. De ahí los ataques violentos, y saben que son justos porque Dios está de su lado; Él quiere que los paganos sean destruidos. Hay un paso muy corto de aquí al racismo, ¿no es así?

Otra actitud cultural, principalmente occidental pero sobre todo americana, es la tendencia a resolver todas las disputas con un martillo. Una diferencia de opinión o un punto de vista no es algo que se deba entender o discutir, sino que se debe eliminar, generalmente por la fuerza. Por lo tanto, si no estoy de acuerdo con usted, no sólo estoy equivocado de hecho y moralmente y usted lleva razón y está en lo cierto, sino que merezco ser golpeado hasta que acepte su versión de la verdad. De ahí los insultos y los apodos. Esto es tan cierto que, aunque sepa que estoy equivocado, el mero hecho de que no me guste lo que dice es suficiente para producir los mismos ataques. La gente de muchas otras naciones, en particular los asiáticos, es más probable que intenten comprender su punto de vista y negociar un punto de encuentro en el medio, mientras que los americanos, que viven en un mundo de blanco y negro, son generalmente incapaces de hacerlo. En cualquier desacuerdo, necesitan un "ganador" y un "perdedor", una actitud que casi no existe en ningún otro lugar. Esa actitud cultural americana no es fácil de disimular, y la actitud china es extremadamente difícil de imitar falsamente.

Tener "la última palabra" es otro rasgo común de los americanos (en realidad, de los canadienses, de los australianos y también de los ingleses), que se deriva de nuevo de la mentalidad de blanco y negro y de la necesidad de un ganador y un perdedor. Mi disparo de despedida es mi manera de "ganar". Los asiáticos casi nunca muestran esta característica. Si se sienten incapaces de discutir y de negociar un término medio, casi inevitablemente (y rápidamente) dejarán el tema y casi nunca harán provocaciones de despedida. Los americanos son generalmente mucho más agresivos, a menudo buscando un conflicto abierto; otros evitan esto y buscan áreas de paz en vez de guerra. También existe lo que se podría llamar un "disparo de despedida disfrazado", en el que evito los conflictos abiertos y los insultos y pretendo ser comprensivo y complaciente, pero en el que hago múltiples disparos de despedida baratos al salir por la puerta con mi halo intacto. Y aún así gano. Pero ningún chino tiene esa actitud.

 

 

Penas por el número, insultos por la puntuación

Me tomé el tiempo de enumerar una muestra de insultos publicados a mi artículo: Unos pocos fraudes históricos. (1) Esperaba que la publicación de esa lista mejorara el ambiente, pero lamentablemente no hubo cambios. Si no ha visto suficientes insultos y quiere ver más, haga clic en el enlace y mire mi lista en el comentario #550. 

 

Por sus modismos los conoceréis.

El lenguaje también juega un papel importante en las características nacionales de muchas maneras, y por lo tanto también en la identificación de las personas y sus antecedentes culturales y étnicos. Una de ellas son las metáforas y las referencias culturales idiomáticas. Estuve en una reunión en la que un americano no pudo comprender las miradas desconcertadas después de afirmar que un número estaba "en el estadio de béisbol". Pero estaba en un país que no juega al béisbol y en una habitación donde nadie sabía lo que era un estadio. Los modismos y la jerga existen en todos los idiomas y culturas, y son igualmente pobres viajeros en todos ellos. Un americano denigraba la capacidad de los chinos para comprender el inglés, afirmando que ninguno de ellos parecía entender nada. Me costó explicarle que la mayoría de los chinos entienden cuando dices "estaba enojado", mientras que no todos entienden "como un hombre, estaba un poco cabreado, ¿sabes?" Los modismos, las metáforas y mucha jerga son profundamente culturales.

Otro notable es la referencia al "holocausto" judío. Muy recientemente se hizo un esfuerzo sustancial en China (en las subidas a Weibo) para crear simpatía por los judíos y por su "persecución". Falló miserablemente y los posts fueron eliminados. Los chinos tienen poco conocimiento e incluso menos interés en el sufrimiento de los judíos, ya que han tenido sus propios holocaustos, que fueron mucho peores, y la cultura china no ve con buenos ojos la recolección de lástima por medio de lloriqueos. Pero el punto es que mientras los occidentales, y particularmente los judíos, podrían hacer frecuentes referencias al "holocausto" de los judíos, esta es una construcción puramente occidental y no tiene significado en China ni en gran parte del mundo. De manera similar, las referencias a Hitler o a Stalin como los chicos en los carteles de atrocidades caerán en oídos sordos en la mayor parte del mundo, y si los chinos quieren un chico en los carteles de atrocidades, usarán ya sea a los americanos o a los judíos, o tal vez a los japoneses, ya que su versión de la historia está en desacuerdo con gran parte de la de Occidente. Los chinos nunca se refieren a los "nazis" o a los "hunos", y nunca se refieren a los japoneses como "japos". Estas son construcciones racistas americanas y/o judías.

Así pues, incluso un examen superficial de las metáforas y de las referencias culturales puede a menudo identificar positivamente los antecedentes étnicos de una persona o, al menos, negar la posibilidad de algunos antecedentes.

En un comentario reciente publicado aquí en un artículo, por una persona que se hace pasar por china:

"Se trata de la condición socioeconómica. Puedo f... a tu hija o a tu esposa y ponerlas en tu contra mañana si quiero."

Ningún chino expresaría jamás tal sentimiento. Perdóneme si les he ofendido repitiendo esto.

 

Puella, puellae; puellae, puellarum...

Otra parte es la construcción del lenguaje en sí misma. Las lenguas cirílicas, al igual que el latín, tienen declinaciones para sus sustantivos que en parte sustituyen a las preposiciones en el idioma inglés. Esto significa que las terminaciones de los sustantivos cambian según su uso en una frase. Por ejemplo, "puella" significa "chica" en latín y se usa cuando es el sujeto de la oración. "Puellae" puede significar el posesivo, "de la chica". Así que mientras que en inglés diríamos "the girl's dress", el latín dirá "vestis puellae", el cambio de la ortografía eliminando la preposición. 

 

Ser o no ser

Otro de ellos es el verbo "ser". El inglés sólo tiene un verbo de este tipo, pero el chino, el italiano y otros idiomas tienen dos verbos de este tipo, uno que significa literalmente "existir" y el otro que significa "estar en un lugar" o tener un sentimiento particular. El inglés dice "I am" en el centro comercial, lo que es un poco tonto porque significa que existo en el centro comercial, pero el idioma no tiene otra forma de expresar ese sentimiento. El italiano tiene "essere" -ser, y "mirar"- estar en un lugar o sentir algo.

 

Todos cometemos errores

Estos elementos son importantes en la identificación, porque los extranjeros que no dominan el inglés cometerán errores, pero los tipos de errores que cometen difieren notablemente según su lengua materna, ya que se basan en la construcción y en la gramática de esa lengua. Debido a que el ruso tiene la misma declinación del sustantivo, la expresión es "Voy a la tienda", mientras que el inglés dice "Estoy yendo a la tienda". Las palabras tienen un significado idéntico pero el método de construcción es diferente. Los rusos, ucranianos, búlgaros, harán esto, pero no los italianos o los franceses.

Una vez tuve la oportunidad de ver una carta en manos de un oficial de policía que buscaba al "chino" que la escribió. Sólo se necesitaban unos segundos para saber que el escritor no era chino, sino caucásico, y que no era muy inteligente. El escritor claramente quería dejar la impresión de ser chino, pero en su suposición de que los chinos cometerían errores gramaticales y de otro tipo en inglés, y no teniendo conocimiento de idiomas o de culturas, no tenía idea de qué tipo de errores podrían cometer. Lo mejor que podía hacer era imitar el tipo de inglés deficiente que una persona con poca educación podría hacer.

La razón por la que menciono esto es que una persona que ha dejado comentarios en este sitio web, haciéndose pasar por chino, comete precisamente este error, creyendo que los chinos cometerían algunos errores gramaticales, pero claramente sin tener conocimiento de los tipos de errores que podrían cometer. Hace lo mejor que puede al insertar errores ocasionales, muy obvios y comunes de los caucásicos ingleses sin educación, mientras que en otros comentarios manifiesta un excelente dominio del inglés. Los errores son en realidad evidentes y risibles, porque aunque los chinos cometen errores gramaticales, no son de esa naturaleza.

 

Soy canadiense, ¿eh?

Las preguntas negativas son otro punto de identificación, como "No irás a la fiesta, ¿no?". "Sí". Bueno, ¿sí qué? "Sí, no voy a ir". Piensa en la expresión, "Soy canadiense, ¿eh?" La última palabra no tiene ningún uso y no tiene ningún significado. Está ahí. Con las preguntas negativas, la mayoría de la gente lee la primera parte "No irás a la fiesta", como una declaración, el resto de las palabras sólo tienen un énfasis inútil, y por lo tanto responden afirmativamente, es decir, "Correcto. Estoy de acuerdo con lo que has dicho". Como muy pocos idiomas tienen esta construcción negativa, pueden ser útiles para identificar al hablante. 

 

El Ferrari de la Sra. Schrödinger

Hay muchas otras características nacionales que afectan tanto al comportamiento como al lenguaje. Los alemanes son ingenieros, molan, son precisos, sin tonterías, formales y reservados, con un alto respeto por la calidad. Mi mesa puede estar al lado de la de una mujer alemana durante cinco años y aún me referiré a ella como "Sra. Schrödinger". La familiaridad del nombre de pila es para la familia y para los amigos más cercanos. Y para el gato. 

Sólo los alemanes podrían construir un Mercedes o un BMW; ingeniería extrema, generalmente de calidad y fiabilidad impecables. Con mi Mercedes, puedo bajar las escaleras todas las mañanas durante 25 años y sé que mi coche arrancará cuando gire la llave. Por otro lado, sólo los italianos podrían diseñar y construir un Ferrari o un Lamborghini; impresionantemente hermoso, pecaminosamente sexy y estúpidamente rápido. Y con mi Ferrari, bajo las escaleras todas las mañanas y no tengo ni idea de lo que pasará cuando pulse el botón. Del mismo modo, sólo los franceses podrían diseñar y construir un 4CV, y sólo los americanos podrían hacer un AMC Gremlin. Esto significa mucho más; estas características culturales innatas afectan a las partes más pequeñas del comportamiento, así como a la forma en la que las diferentes etnias hablan y escriben.

 

Hasbara y sus amigos

También existen algunas curiosidades sobre los judíos, más notables en los defensores de los eventos o cuando se encubren crímenes. En mi mente, parece que los separo en dos categorías. Muchos escritores judíos escriben artículos y libros que son ejemplares en términos de exactitud, precaución, falta de exageración y magnificación, incluso revelando delitos graves, pero al mismo tiempo sin juzgar y sin provocar, desapasionados, características humanas por excelencia que envidio. Un buen ejemplo es el artículo de Ron Unz sobre la melanina china y el Vioxx americano. Si no lo ha leído, debería hacerlo. (2) Pero los apologistas, los revisionistas históricos, el Comité de desinformación judío, Hasbara, (y no tengo forma de saber cuán grande es este grupo), mienten con una consistencia que cumple como patrón. El enfoque es el mismo, la manera de crear hechos a partir de hilos invisibles y entretejerlos para formar conclusiones falsas, la tendencia universal a culpar a la víctima, la extraña capacidad de introducir irrelevancias y sembrar confusión, el uso velado de la vergüenza y el miedo para empujar a los otros fuera de sus posiciones. Éstos tienden a ser tan uniformes que cuando ocurren es a menudo posible identificar casi instantáneamente la etnia del autor. 

 

Cree como si estuvieras ardiendo por dentro...

También hay algo interesante sobre la pasión expresada en los artículos o comentarios de los lectores. La pasión de los americanos exhibida en estas páginas proviene principalmente, si no exclusivamente, de la ideología. Muchos de los artículos y comentarios más ardientes provienen de los instintos y emociones primitivas (típicas del cerebro de la derecha) en áreas que tocan la política, la religión, el racismo. En estos temas, los comentarios de los lectores son apasionados ataques Cro-Magnon, como si respondieran a un peligro mortal. Puede ser cierto que, en el caso de estas personas, cualquier desafío a sus posiciones represente en cierto sentido una amenaza existencial, una que debe ser repelida con un exceso de fuego verbal. Para los no americanos (o los no neandertales en general), la pasión es un reflejo positivo de una preocupación o convicción profunda y duradera por algún tema, mientras que para los americanos típicos la pasión en un sentido positivo refleja sobre todo un poderoso deseo de más bombardeos. 

A partir de esto (y de mucho más que no he tratado aquí), puede ser sorprendentemente fácil identificar los antecedentes étnicos de algunas personas, o al menos limitar el rango de nacionalidad y etnia potenciales. Y normalmente es bastante fácil identificar y separar a los verdaderos chinos de los que fingen serlo.

 

*

Larry Romanoff es consultor de gestión y empresario jubilado. Ha ocupado cargos ejecutivos de alto nivel en empresas de consultoría internacionales y ha sido propietario de un negocio de importación y exportación internacional. Ha sido profesor visitante en la Universidad Fudan de Shanghai, presentando estudios de casos en asuntos internacionales a las clases superiores del EMBA. El Sr. Romanoff vive en Shanghai y actualmente está escribiendo una serie de diez libros relacionados generalmente con China y Occidente. Es uno de los autores que contribuyen a la nueva antología COVID-19 de Cynthia McKinney "When China Sneezes"(Cuando China estornuda). Puede ser contactado en: 2186604556@qq.com.


When China Sneezes: From the Coronavirus Lockdown to the Global Politico-Economic Crisis

 

Notas

 

(1)https://www.unz.com/lromanoff/a-few-historical-frauds/ 

(2) https://www.unz.com/runz/chinese-melamine-and-american-vioxx-a-comparison/

 

Copyright © Larry RomanoffMoon of Shanghai, 2020

 

Traducción: PEC