CROATIAN  ENGLISH   ESPAÑOL FRANÇAIS  GREEK  NEDERLANDS  POLSKI  PORTUGUÊS EU   PORTUGUÊS BR  ROMANIAN  РУССКИЙ

What part will your country play in World War III?

By Larry Romanoff, May 27, 2021

The true origins of the two World Wars have been deleted from all our history books and replaced with mythology. Neither War was started (or desired) by Germany, but both at the instigation of a group of European Zionist Jews with the stated intent of the total destruction of Germany. The documentation is overwhelming and the evidence undeniable. (1) (2) (3) (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10) (11)

READ MORE

Friday, March 26, 2021

SP – LARRY ROMANOFF -- Parte 5 de 5 – Bernays y la Propaganda – La Propaganda no Cesa – March 11, 2021

 

Bernays  y la Propaganda -- La Propaganda Sigue Sin Cesar

Parte 5 de 5

Por Larry Romanoff para the Saker Blog

10 de Marzo, 2021

Traducción: PEC

• Bernays y la Propaganda

EPÍLOGO - Capitán América - El hombre con dos cerebros - 21 de marzo de 2021
Parte 5 de 5 -- La Propaganda Sigue Sin Cesar – March 11, 2021
Parte 4 de 5 -- La Transición a la Educación y el Comercio – March 01, 2021
Parte 3 de 5 --El Control de la Democracia – February 21, 2021
Parte 2 de 5 -- El Marketing de la Guerra – February 15, 2021
Parte 1 de 5 -- February 06, 2021
Introdución -- Si América se disuelve... January 31, 2021

 



 

En la mayoría de las naciones, cuando una determinada conducta delictiva alcanza proporciones epidémicas, el gobierno acaba actuando con decisión para erradicarla. En los Estados Unidos no; resuelven el problema legalizándolo. Lo hicieron con el tráfico de influencias (lobbies) y las drogas, y lo mismo ocurre ahora con la propaganda doméstica, que lleva mucho tiempo en contra de la ley para proteger a los ciudadanos de la manipulación psicológica y el control de su propio gobierno. La ley siempre ha sido ignorada, pero ahora el Congreso está evitándola con la excusa de derogar dos leyes importantes, la Ley Smith-Mundt de 1948 (1) (2) (3) (4) y la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores de 1987, para permitir a las autoridades difundir propaganda falsa y engañosa y campañas de desinformación contra su propio pueblo. Por supuesto, el gobierno siempre ha hecho esto subrepticiamente, a veces hasta un punto abrumador como en el caso del marketing de guerra, pero siempre ha sido ilegal. Después de esto, ya no lo será. Un funcionario del Pentágono afirmó que esta nueva disposición "no tendrá controles ni equilibrios. Nadie sabrá si la información es exacta, parcialmente exacta o totalmente falsa". En un artículo de USA Today, se citaba que el ejército americano (el Pentágono) ya gasta unos 4.000 millones de dólares al año en propaganda para influir en la opinión pública, gran parte de ella dirigida a nivel nacional interno. (5) (6) (7)

 

Ahora tenemos las marionetas de calcetín, (8) (9) falsos personajes de las redes sociales en Internet utilizados por el ejército y las agencias de inteligencia americanas para afectar y dirigir la opinión pública en muchos países, normalmente con la intención de incitar disturbios civiles y la revolución. Desde hace tiempo es evidente que estas tácticas se han utilizado también en el ámbito nacional, y la nueva legislación no hace sino legalizar el proceso. Muchas agencias gubernamentales americanas han obtenido este software que les permite inundar las redes sociales con personas falsas que hacen publicaciones falsas en apoyo de las posiciones del gobierno y desacreditan a quienes tienen opiniones contrarias o son críticos con el gobierno. El software es extremadamente detallado, proporcionando amplios antecedentes para estas personas ficticias, lo que permite a un solo ser humano asumir las identidades de hasta 1.000 personas falsas, y hacer que parezcan estar realmente en un determinado lugar físico o incluso asistir a un evento real. Controlan la dirección IP, lo que hace imposible detectar que una sola persona en un lugar esté orquestando toda esa actividad. El manual del programa dice: "Hay una variedad de trucos en las redes sociales que podemos utilizar para añadir un nivel de realismo a todas las personas ficticias". El contrato requiere "servidores privados virtuales" ubicados dentro y fuera de los Estados Unidos, para dar información de localización falsa, y también requiere lo que llama "mezcla de tráfico", mezclando el uso de Internet de los controladores de personas con el uso de personas fuera de Centcom, de manera que ofrece "una excelente cobertura y una poderosa negabilidad".

 

Este "software de gestión de personalidades" se utiliza ahora para manipular a la opinión pública sobre cuestiones clave, con un número ilimitado de personas virtuales que inundan regularmente las redes sociales americanas con propaganda progubernamental en un intento de gestionar la percepción pública y acabar con el activismo político. Esto se denomina "contramensaje", y el Pentágono no ha ocultado sus actividades de promulgación de "propaganda negra", lo que significa la difusión de mentiras a sabiendas para engañar y desinformar al público con el fin de sofocar la disidencia política. En su creciente temor al activismo político, el gobierno americano ha etiquetado Internet como un "caldo de cultivo para los terroristas domésticos", y parece incluir en esta categoría a cualquiera que cuestione la versión de los acontecimientos del gobierno. Todo ello forma parte de un programa masivo para intimidar, manipular y aplastar toda disidencia pública, y para controlar no sólo el debate interno, sino también para manipular activamente a la opinión mundial. Su actividad se está convirtiendo en algo habitual en China, donde cuando se produce un acontecimiento que contiene un útil combustible propagandístico, a menudo vemos una avalancha de comentarios en Weibo que apoyan la posición americana, aparentemente publicados por chinos nativos, pero casi inevitablemente originados en Fort Langley, Virginia.

 

El gobierno los ha utilizado en campañas de desprestigio (10) (11) (12) contra periodistas y otras personas de alto nivel que critican la política del gobierno de los EE.UU., hasta el punto de crear cuentas falsas de Facebook y Twitter a su nombre, que contienen publicaciones falsas destinadas a perjudicar a la persona, e incluso han creado sitios web y páginas de Wikipedia falsas que pretenden pertenecer a un individuo, todo ello con el fin de desacreditar a los "disidentes". Cuando un científico taiwanés difundió su investigación en la que identificaba los 5 haplotipos del COVID-19 y demostraba que Estados Unidos tenía que ser la fuente original, ya que estos tipos sólo existían en los Estados Unidos, la VOA acosó tanto al hombre en Internet que cerró todas sus cuentas en las redes sociales y se quedó a oscuras.

 

El gobierno de los Estados Unidos lleva a cabo una labor de vigilancia e infiltración para intentar controlar el debate público en muchas naciones, creando plataformas en medios sociales similares a Twitter en otros países, aparentemente locales, pero todas vigiladas y controladas por agencias americanas. La mayoría son obra de la USAID. Los americanos proclaman inocentemente que el propósito es "fomentar el debate político abierto" (en todas las naciones excepto en los Estados Unidos), pero es un "debate" que pretenden controlar por completo y sesgar para satisfacer su agenda de incitación al disturbio y a la revolución. Una de estas plataformas en Cuba fue ampliamente ridiculizada cuando se hizo público su conocimiento a principios de 2014, y fue eliminada. (13) (14) (15) Incluso Associated Press informó de que "se creó para fomentar la disidencia política", pero los funcionarios de la Casa Blanca afirmaron que sólo querían "proporcionar a los cubanos una plataforma para compartir ideas e intercambiar información", afirmando que se utilizaba para "compartir resultados de cricket" y por los agricultores para "compartir los precios del mercado". Puede ser, pero se utilizó principalmente para la desestabilización política. El Departamento de Estado y la USAID impulsaron activamente estas plataformas tras sus éxitos en provocar los levantamientos en Egipto, Túnez e Irán. El Departamento de Estado también proporcionó varios millones de dólares a un equipo de piratas informáticos americanos para que desarrollaran un sistema conocido como red de malla, que permitiera a los disidentes patrocinados por los Estados Unidos en Cuba comunicarse de forma más libre y segura, y la USAID destinó otros varios millones a la misma causa. Esto es precisamente lo que Estados Unidos ha estado haciendo en Hong Kong desde hace muchos años.

 

Los verdaderos propietarios y controladores de Google están leyendo el mismo guión. Google no hace propaganda activamente, sino que funciona como un portal de información con todas las búsquedas fuertemente censuradas y priorizadas para que veamos sólo lo que el gobierno secreto quiere que veamos y recibamos, sólo la información que ellos quieren o permiten que tengamos. (16) Facebook y Twitter no son mejores. (17) Wikipedia es diferente, siendo una de las propagandas activas más criminalmente deshonestas del mundo. (18) Hay sorprendentemente pocas cosas en Wikipedia que no estén censuradas o sean directamente falsas. Si quieres saber el número de protones de un átomo de cesio, encontrarás la respuesta correcta, pero en cualquier área relacionada con la historia, la política, las guerras, el gobierno, los judíos, Israel, los árabes, los miembros del "Eje del mal", los crímenes de los gobiernos y las corporaciones, las verdades de los banqueros europeos y su saqueo del mundo, Wikipedia es un 95% de desinformación saneada. Y esta propaganda es intensa; Wiki cuenta con decenas de miles de "voluntarios" que revisan constantemente todas las entradas de las páginas para encontrar elementos que deban ser editados o borrados. Muchas personas han informado de que han corregido una entrada obviamente falsa sólo para descubrir momentos después que sus correcciones habían sido borradas y la página bloqueada. Quizá lo más gracioso sea la afirmación de Wiki de que "el contenido requiere datos verificables". Tal vez, pero sólo de ustedes.

 

El último pilar de esta ingeniería social son los medios de comunicación y las industrias del entretenimiento, de propiedad  judía y/o controlados por los judíos, que hace tiempo que han abandonado la difusión de la verdad y la información y han adoptado sin reservas la tarea principal de propagandizar la mente del público. Hoy en día los temas son diferentes al marketing de guerra de Bernays, pero -y esto es muy importante de entender- la intensidad sigue siendo la misma. Así como Bernays en su día inundó todos los canales posibles de los medios de comunicación con el odio belicista, hoy esos mismos canales están dirigidas hacia otras naciones además de Alemania (China, Rusia, Irán, Irak, Libia Cuba, Siria, Venezuela), a la inculcación del miedo (la guerra contra el terrorismo) que es fácilmente manipulada para lograr medidas asombrosas de control social, y a la información sin detalles para mantener la ignorancia y la confusión del público en todas las cuestiones importantes. Paul Craig Roberts escribió que "Los medios de comunicación americanos no sirven a la verdad. Sirven al gobierno y a los grupos de interés que dan poder al gobierno". La función de los "medios de comunicación dominantes es vender productos y lavar el cerebro de la audiencia para el gobierno y los grupos de interés". (19) Eso es precisamente correcto.

 

Los editores de libros también participan en esta amplia campaña de propaganda. Especialmente, el contenido de los textos educativos está muy controlado por los distintos elementos de la maquinaria propagandística, con innumerables temas y teorías proscritas. Howard Zinn fue una notable excepción al publicar algunos de sus libros de historia "radical" (es decir, precisa), pero hoy, poco después de su muerte, todos sus libros están siendo retirados de las bibliotecas escolares y destruidos. Durante las últimas dos o tres generaciones se ha hecho cada vez más difícil, y ahora casi imposible, publicar libros sobre temas que supongan una amenaza para las actividades del gobierno secreto, y más de un individuo ha sido asesinado por intentarlo. La concentración del poder mediático y editorial no es un accidente, sino que forma parte de un plan para eliminar la información que contradice los intereses de la gente invisible de Bernays. Hoy en día, muchos editores y autores testificarán que Amazon suprime activamente muchos libros mientras finge venderlos.

 

Neal Gabler, autor de An Empire of Their Own: How the Jews invented Hollywood (Un imperio propio: cómo inventaron los judíos Hollywood), (20) (21) escribió "Lo que es sorprendente es hasta qué punto lograron promulgar esta ficción en todo el mundo. Al crear una América "en la sombra" que idealizaba todas los viejos tópicos glorificadores sobre el país, los judíos de Hollywood crearon un poderoso grupo de imágenes e ideas tan potentes que, en cierto sentido, colonizaron la imaginación americana. En última instancia, los valores americanos llegaron a ser definidos en gran medida por las películas que hicieron los judíos".

 

La industria cinematográfica americana es el peor de todos los medios de comunicación por ficcionar la historia y la realidad y sustituirlas por una mitología fabricada. Un ejemplo reciente es la representación imperdonablemente distorsionada de Steven Spielberg sobre Lincoln, la esclavitud y la guerra civil americana. Fue el Banco Barings de Rothschild el que financió el comercio de esclavos, y muchos, si no la mayoría, de los comerciantes de esclavos eran judíos. Además, tenemos documentación adecuada de que fueron los banqueros judíos europeos los que estimularon la ruptura relacionada con la esclavitud en la sociedad americana para instigar la guerra civil. En este contexto, la película de Spielberg es una representación falsa y mítica especialmente ofensiva de los hechos reales. Como señaló un columnista, la película de Spielberg "tenía demasiados negros y muy pocos judíos". El resultado es que decenas de millones de americanos crédulos se llevarán a la tumba una comprensión total y absolutamente falsa de un período crítico de la historia de su nación.

 

Esa es la verdadera cuestión, y eso nos lleva de nuevo a Bernays, que escribió: "El cine americano es el mayor portador inconsciente de propaganda en el mundo de hoy. Es un gran distribuidor de ideas y opiniones. El cine puede normalizar las ideas y los hábitos de una nación". Además, empieza muy pronto a adoctrinar a las pequeñas mentes.

 

"Los judíos americanos siempre han utilizado sus películas como un activo canal de propaganda para transmitir no sólo su propia agenda política, sino la ficción de la cultura, los valores y la forma de pensar de los EE.UU. a los habitantes de otras naciones; estas películas contienen un derroche de individualismo o de lucha en pos de la libertad o de la realización del sueño americano. Siempre han retratado una sociedad idealizada con la intención de evocar en los demás una especie de anhelo por los Estados Unidos y las cosas que parece ser. Todo está hábilmente dispuesto, con una atención meticulosa a los más mínimos detalles de ambientación, con la bandera americana tan a menudo prominente y los americanos siempre retratados como líderes del mundo. Todo esto es un gran y persistente intento de una especie de colonización cultural del mundo, los judíos sobresalen en la presentación de una capa superficial de intensos efectos audiovisuales que son "tan ricos en imágenes y pobres en contenido que manipulan nuestras emociones y cortocircuitan nuestra razón".

 

La gran objeción a todo esto es que la presentación es totalmente falsa, los EE.UU. no se parecen en nada a las míticas presentaciones de las películas, y los valores promulgados e inconscientemente aceptados no son realmente mantenidos por los americanos, y ciertamente no por los líderes de la nación. Como con todo lo similar que emana de los EE.UU., las películas americanas son mentiras estimulantes y de gran calidad, razón por la cual muchas naciones restringen los contenidos americanos.

 

Todo lo anterior, la radio, la televisión, los periódicos, las revistas, la industria publicitaria, las películas de Hollywood y los programas de televisión, la publicación y venta de libros, Wikipedia y los medios de comunicación social, están controlados por los judíos. Su control sobre la información es casi total, dándoles el poder de influir directamente en los pensamientos y el comportamiento de la gente y de alterar el curso de los acontecimientos. Todos ellos siguen el mismo guión propagandístico ineludible. (22) (23) (24) No se disculpan por este control; Philip Weiss escribió un artículo en Mondoweiss titulado "¿Dominan los judíos los medios de comunicación americanos? ¿Y qué pasa si lo hacemos?". (25) Se me ocurren varias objeciones.

 

El control de los medios de comunicación y de la industria cinematográfica siempre ha sido fundamental para la difusión de la propaganda en Estados Unidos, ya que los medios de comunicación presentan la narrativa que debe adoptarse y las películas glorifican los mitos propagandísticos disfrazados de entretenimiento. Estados Unidos es la nación más saturada por los medios de comunicación, los americanos son bombardeados diariamente con miles de imágenes sobre lo que es esencialmente ideología política, guiando la opinión popular en una dirección predefinida. Los propios medios de comunicación y muchas ramas del gobierno gastan cientos de millones de dólares al año en el arte de la propaganda pública dirigida al rebaño desconcertado, este bombardeo mediático masivo moldea diariamente la visión americana de la realidad. El autor americano Gore Vidal escribió:

 

"No se puede atravesar la densidad de propaganda con la que se ha llenado al pueblo americano, a través de los temidos medios de comunicación y el horrible sistema de educación pública que tenemos para el ciudadano medio. Es simplemente grotesco. El control corporativo de la opinión en los Estados Unidos es una de las maravillas del mundo occidental. Ningún país del Primer Mundo ha logrado eliminar tan completamente de sus medios de comunicación toda objetividad, y mucho menos la disidencia". (26)

 

Todos los supuestos valores que los americanos aprecian tanto y parecen tan decididos a infligir a todas las demás naciones, tienen su origen en la propaganda difundida por el gobierno invisible de Bernays a través de este apretado cártel mediático. La Dra. Nancy Snow, profesora adjunta de ciencias políticas, escribió: "La propaganda es más eficaz cuando es menos perceptible. Lo que el pueblo americano no sabe es que la propaganda americana está oculta, y sus características están integradas en las comunicaciones y el entretenimiento, convencen a la gente de que no está siendo manipulada. Se supone que la propaganda no forma parte de una "sociedad abierta". Muchos de nuestros medios de comunicación son ahora tan ricos en imágenes y pobres en contenido que sólo sirven para captar la atención, manipular nuestras emociones y cortocircuitar nuestra razón. Por tanto, las industrias de la propaganda y la publicidad funcionan cada vez más como industrias de la obediencia adulta. Instruyen a su público sobre cómo sentir y qué pensar, y un número cada vez mayor de personas sigue y acepta las claves sin cuestionarlas".

 

Snow describió uno de sus trabajos anteriores como "propagandista" para la Agencia de Información de los Estados Unidos. Dijo: "En Estados Unidos no nos consideramos un país que haga propaganda, aunque en el resto del mundo se nos considera realmente la nación más propagandística". Según ella, EE.UU. tiene más profesionales de las relaciones públicas que periodistas, y el alcance global de lo que Bernays llamó Relaciones Públicas no es más que un eufemismo para la propaganda que involucra a todos los medios de comunicación americanos. Un ejemplo de ello fue el nombramiento de un profesional de la publicidad como subsecretario de Estado para la diplomacia pública y los asuntos públicos. En un artículo del LA Times, Naomi Klein escribió que "[Charlotte Beers] no tenía experiencia previa en el Departamento de Estado, pero había ocupado el puesto más alto en las agencias de publicidad J. Walter Thompson y Ogilvy & Mather, y ha creado marcas para todo, desde comida para perros hasta taladros eléctricos, y que su tarea ahora era trabajar su magia en el mayor desafío de marca de todos: vender a Estados Unidos y su guerra contra el terrorismo a un mundo cada vez más hostil". (27) (28) (29) El Secretario de Estado Colin Powell lo defendió activamente: "No hay nada malo en contratar a alguien que sepa vender algo. Estamos vendiendo un producto. Necesitamos a alguien que pueda cambiar la marca de la política exterior americana, cambiar la marca de la diplomacia". (30)

 

Ya escribí en otro lugar sobre las historias falsas que el ejército americano produjo para sus invasiones de Irak y Libia, con vídeos fabricados de los lugareños que aparentemente aclamaban a los invasores americanos como héroes liberadores. Tal vez se hayan preguntado por qué los "manifestantes por la libertad" en muchas naciones extranjeras (Irak, Libia, Yugoslavia, Irán, Ucrania) inexplicablemente parecen crear todos sus carteles de protesta en inglés; todos son falsos, destinados a un público americano. He aquí algunos antecedentes, extraídos de un discurso pronunciado en la Academia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos por John Rendon, un consultor de relaciones públicas empleado por el ejército americano. Rendon dijo: "No soy un estratega de seguridad nacional ni un táctico militar. Soy un político, un guerrero de la información y un gestor de la percepción", momento en el que recordó a su audiencia que cuando las tropas americanas entraron en la ciudad de Kuwait durante la primera guerra del Golfo Pérsico, recibieron un saludo tremendamente entusiasta de cientos de kuwaitíes agitando banderas americanas. A continuación, preguntó: "¿Alguna vez se han preguntado cómo pudieron conseguir los habitantes de la ciudad de Kuwait banderas americanas? Pues ahora ya saben la respuesta. Ese era uno de mis trabajos entonces". (31) (32) Es interesante que los americanos se jacten tan abiertamente de su pervertida manipulación de los pueblos del mundo. Así se jactaba Pompeo: "Mentimos, engañamos y robamos". Y el pueblo americano lo aclamó.

 

La estupidez propagandística americana no tiene límites. Hace algunos años, antes del aterrizaje del helicóptero del Presidente Bush en un parque público del centro de la ciudad durante su visita a Italia, vi a docenas de agentes del Servicio Secreto con botes de pintura, pintando con spray todo el césped de un bonito tono verde para que Bush se viera más bonito en la televisión. Cuando un Presidente o un Secretario de Estado de los EE.UU. habla ante una sala vacía en las Naciones Unidas, los medios de comunicación obligatoriamente cortan y pegan una audiencia de la charla de otro orador para que los americanos se sientan orgullosos de que su líder fuese aplaudido con entusiasmo por una sala llena.

 

Hoy en día, en todos los Estados Unidos se trata de comercializar la marca, de vender el chisporroteo en lugar del filete. La filosofía de funcionamiento se denomina "gestión de la percepción", el intento de sustituir la realidad por una versión utópica y ficticia de los acontecimientos. Se hacen grandes esfuerzos para determinar qué acciones o actitudes o sentimientos hay que retratarle al público americano y al mundo, qué elementos de información deben negársele al público, y qué "indicadores" son necesarios para transmitir a las audiencias para influir en sus emociones y embotar su razonamiento objetivo. Esta gestión de la percepción combina algunos hechos, algunas verdades no relacionadas, una gran cantidad de engaños, todo ello envuelto en capas de lo que se denomina "operaciones psicológicas", y utilizado para vender patriotismo, guerras, capitalismo, miedo y fascismo. Este es el legado de Lippman y Bernays: toda una nación se ha degradado hasta el punto de que la sustancia del producto es irrelevante y la percepción de la marca lo es todo.

 

La imagen que los americanos tienen de su propio país consiste en una amplia gama de desinformación, falsedades y mitos, que abarcan todas las facetas de la experiencia humana y que creen fervientemente, e incluso beligerantemente, que son verdaderos. La razón por la que me he detenido en el tema de la propaganda en la medida en que lo he hecho, es para demostrar la misma verdad de que la imagen que los extranjeros tienen en sus mentes de los EE.UU. también consiste en la misma amplia gama de mentiras, desinformación, falsedades y mitos, su comprensión de los EE.UU. es tan defectuosa como la de los propios americanos. Casi todo lo que leemos, vemos y aprendemos sobre los Estados Unidos es propaganda mítica alejada de la realidad. Estamos comprando el chisporroteo sin el filete, pagando por la marca sin entender o ni siquiera recibir el producto.

 

El gobierno secreto de Bernays ha estado tomando el control de los fundamentos ideológicos de toda América, una embestida propagandística que incluye los sectores político, corporativo, bancario, de política exterior, militar, mediático y académico de la nación, intentando forzar a todos en un único estado mental cohesivo. No es simplemente información o desinformación. Al controlar las fuentes y decidir así lo que puedes o no puedes ver o aprender, planean decidir cómo te sientes y qué piensas, y en última instancia quién tiene o no tiene voz. Esto es lo que llevó al director de la CIA, William Casey, a afirmar: "Sabremos que nuestro programa de desinformación está completo cuando todo lo que el público americano crea sea falso". (33)

 

El mundo parece estar despertando por fin a la tontería ficticia que es Estados Unidos hoy en día. El Pew Research Center ha realizado varios estudios recientes que documentan una creciente desconfianza hacia todo lo americano en la mayoría de los países (34), incluidos China y Europa Occidental. Al mismo tiempo, señala que los ciudadanos americanos reciben una visión cada vez más estrecha de los asuntos mundiales importantes, lo que agrava su ya legendaria ignorancia. Pew también señala que, mientras el pueblo americano recibe una información limitada, reducida a fragmentos sonoros infantiles carentes de amplitud, profundidad y contexto, esta ignorancia deliberadamente fabricada también aumenta la facilidad de los propagandistas para hacer afirmaciones falsas que parecen reales y son difíciles de cuestionar.

 

Un ejemplo reciente fue el golpe político en Ucrania, la segunda vez que EE.UU. ha derrocado a un gobierno elegido en esa nación. Los americanos instigaron primero una minirrevolución e instalaron a Julia Tymoshenko como su presidenta títere, cuyo reinado terminó prematuramente cuando fue encarcelada por fraude masivo, malversación de fondos y asesinato. A continuación, los americanos invirtieron -según admiten- más de 5.000 millones de dólares para desestabilizar el país con una cantidad impresionante de violencia en un segundo intento de tomar el control. Esto se desintegró cuando la mayor parte del este de Ucrania, especialmente Crimea, se opuso al esfuerzo americano y votó por separarse de Ucrania y volver a unirse a Rusia. Como antecedente, Crimea siempre ha formado parte de Rusia, pero sólo recientemente fue "cedida" a Ucrania como medida de paz; sus ciudadanos son prácticamente todos de etnia rusa y querían volver a su país.

 

Sin embargo, los medios de comunicación americanos sólo publicaron las noticias y los vídeos de los disturbios, omitiendo el hecho de que todos ellos estaban inspirados y financiados por los Estados Unidos y que la CIA tenía un enorme contingente residente en Kiev que dirigía los acontecimientos desde la Embajada de los Estados Unidos. En concreto, omitieron el vídeo de los "manifestantes democráticos" que regresaron al recinto de la Embajada de los Estados Unidos para cobrar su paga. Los disturbios se atribuyeron a la "intromisión" de Rusia y se presentaron como gritos de libertad del pueblo ucraniano, y el voto de secesión de los residentes de Crimea, que fue totalmente autoiniciado, se describió en los medios de comunicación americanos como una "invasión rusa" en Crimea. En este contexto, Estados Unidos se sube a su hipócrita caballo blanco moral y pretende "advertir" a Rusia sobre la "injerencia en las elecciones de Ucrania", llenando los corazones americanos de orgullo por la lucha de su nación por la verdad y la libertad. Con esta falsa imagen fuertemente propagada que inunda los medios de comunicación de los Estados Unidos, la mayoría de los americanos creen que entienden claramente la situación en Ucrania y que Rusia es realmente "el imperio del mal". De hecho, no entienden nada con claridad y lo poco que saben es erróneo, pero cuando el gobierno de una nación controla tan exhaustivamente los medios de comunicación y la narrativa, y es un mentiroso patológico, ¿qué esperanza hay para el pueblo?

 

Este marketing de "gestión de la percepción" de la marca americana no se limita al territorio de los Estados Unidos; se gasta incluso más tiempo y dinero en gestionar las percepciones en otras naciones, una de ellas China. Estados Unidos gasta más de 300 millones de dólares en China cada año en la comercialización de su marca sin productos. No se trata sólo de medios obvios como la Voz de América; los americanos hacen esfuerzos hercúleos para plantar mensajes pro-americanos en periódicos, revistas, medios sociales como Weibo y WeChat, en el esquema temático de los discursos, colocando profesores visitantes en escuelas y universidades en China, y en miles de otras fuentes que llegan al público. Se trata de una operación de guerra psicológica en su totalidad y los americanos la describen en estos términos. El objetivo de este enorme esfuerzo es simplemente emplear todo tipo de mentiras y desinformación para hacer que el gobierno de China quede mal a los ojos de su pueblo (y del mundo).

 

Como ejemplo, el Cónsul General de los Estados Unidos en Guangzhou, Jim Levy, llenó Internet con información totalmente falsa o muy tergiversada sobre la repentina discriminación racial contra los negros en China. Como antecedente, todos los visados caducaron durante la epidemia de COVID-19, lo que obligó a los extranjeros a regresar a su país y esperar la aprobación de nuevos visados. Muchos africanos, que se encontraban en China para comprar productos de bajo coste para enviarlos a casa, y que eran reacios a perder su fuente de ingresos, no cumplieron con esta obligación, escondiéndose esencialmente en la clandestinidad. Mientras los funcionarios de sanidad hacían las rondas para examinar a los extranjeros y obtener los códigos sanitarios, hubo muchas historias de africanos que saltaban por las ventanas (con suerte, las del primer piso) para escapar de las autoridades médicas y evitar las necesarias cuarentenas. Finalmente, la policía tuvo que dar instrucciones a los apartamentos y hoteles para que no ofrecieran alojamiento a nadie que careciera de un visado válido, pero el consulado americano llenó las redes sociales chinas y las ondas de radio extranjeras con historias tituladas "Las naciones africanas y los Estados Unidos denuncian el racismo contra los negros en China". (35) (36) Mi opinión sobre Levy no es muy buena, especialmente porque estaba utilizando su puesto diplomático americano para promover los objetivos políticos de sus amos judíos. De manera similar, Alan Dershowitz, otro judío americano, éste de Harvard, pronunció no hace mucho un discurso ante el AIPAC, el Godzilla de la influencia judía en los EE.UU., en el que pedía a todos los judíos que crearan toda la presión posible sobre las imaginarias violaciones de los derechos humanos de China en el Tíbet, para apartar la atención del mundo de las atrocidades judías en Palestina. La política internacional apoyada en la propaganda, es decir, la "gestión de la percepción", es un negocio sucio.

 

Hong Kong está hoy saturado del control de los medios de comunicación de la CIA y de otros medios de los Estados Unidos, siendo su campaña de propaganda a largo plazo la fuente completa de la agitación política orientada a Occidente y de las opiniones persistentemente negativas sobre China que se originan allí. George Soros, otro judío americano, financia el sedicioso "Proyecto de Medios de Comunicación de China" en la Universidad de Hong Kong, creando una campaña masiva contra China y siendo responsable de gran parte de la violencia de allí. La violencia y el caos en el Tíbet y Xinjiang tienen la misma fuente. Philip Agee, antiguo agente de la CIA (37), escribió que Estados Unidos ha estado llevando a cabo esta injerencia ilegal en el Tíbet desde antes de los años 50 y 60, y afirma que sus funciones en la CIA consistían en intentar penetrar y manipular las instituciones de poder, infiltrando y manipulando partidos políticos, sindicatos, movimientos juveniles y estudiantiles, sociedades intelectuales, profesionales y culturales, grupos religiosos, grupos de mujeres y, especialmente, los medios de comunicación. Detalla cómo pagó a periodistas para que publicaran propaganda americana como si fuera información propia de los periodistas, y cómo la CIA gastó enormes sumas de dinero interviniendo en elecciones extranjeras para promover y elegir a un candidato títere americano. El NYT tenía muy poco que decir sobre Agee en su obituario. (38)

 

Jonathan Power nos habló de un diplomático británico de alto rango que declaró: "Uno lee sobre el deseo del mundo del liderazgo americano sólo en los Estados Unidos. En todos los demás lugares se lee sobre la arrogancia y el unilateralismo americanos". (39) (40) Power escribió además que "Estados Unidos está tristemente en las garras de las "ideas agotadas". (41) Y como señaló Naomi Klein, las naciones no suelen objetar los llamados "valores" de los Estados Unidos, sino el hecho de que este país nunca se adhiere a ellos. Los críticos sólo ven el unilateralismo de los EE.UU., el desafío a todas las leyes internacionales, la gran disparidad de la riqueza, el aumento de las medidas represivas injustificadas y las violaciones de los derechos civiles. Escribió que el problema de Estados Unidos "no era con la marca, sino con el producto", y que la gran y creciente indignación internacional -y es indignación- surge "no sólo de los hechos, sino también de una clara percepción de publicidad falsa". En otras palabras, la hipocresía americana, el síndrome de la utopía del que escribí antes. Sin embargo, los americanos parecen ignorar estas realidades y redoblan sus esfuerzos para hacer propaganda, no sólo a todos los americanos sino al mundo.

• Bernays y la Propaganda

EPÍLOGO - Capitán América - El hombre con dos cerebros - 21 de marzo de 2021
Parte 5 de 5 -- La Propaganda Sigue Sin Cesar – March 11, 2021
Parte 4 de 5 -- La Transición a la Educación y el Comercio – March 01, 2021
Parte 3 de 5 --El Control de la Democracia – February 21, 2021
Parte 2 de 5 -- El Marketing de la Guerra – February 15, 2021
Parte 1 de 5 -- February 06, 2021
Introdución -- Si América se disuelve... January 31, 2021

*
Los escritos del Sr. Romanoff se han traducido a 28 idiomas y sus artículos se han publicado en más de 150 sitios web de noticias y política en idiomas extranjeros en más de 30 países, así como en más de 100 plataformas en inglés. Larry Romanoff es consultor de gestión y empresario jubilado. Ha ocupado altos cargos ejecutivos en empresas de consultoría internacional y ha sido propietario de un negocio internacional de importación y exportación. Ha sido profesor visitante en la Universidad Fudan de Shanghai, presentando estudios de casos en asuntos internacionales a las clases del último año del EMBA. El Sr. Romanoff vive en Shanghai y actualmente está escribiendo una serie de diez libros relacionados generalmente con China y Occidente. Es uno de los autores que contribuyen a la nueva antología de Cynthia McKinney "When China Sneezes" (Cuando China Estornuda).

Su archivo completo puede verse en
https://www.moonofshanghai.com/  y
http://www.bluemoonofshanghai.com/

Se puede contactar con él en 2186604556@qq.com

*

Notas

(1) https://www.congress.gov/bill/112th-congress/house-bill/5736

(2) https://www.congress.gov/bill/112th-congress/house-bill/5736/text

(3) https://newswithviews.com/smith-mundt-act-of-1948-and-the-coup/

(4) https://www.rt.com/usa/smith-mundt-domestic-propaganda-121/

(5) https://jonathanturley.org/2012/05/20/how-about-some-government-propaganda-for-the-people-paid-for-the-people-being-propagandized/

(6) https://www.usatoday.com/story/nation/2013/06/27/afghanistan-propaganda-military-contractors/2463739/

(7) https://www.usatoday.com/story/nation/2013/07/08/pentagon-propaganda-post-somali/2498339/

(8) https://www.theguardian.com/technology/2011/mar/17/us-spy-operation-social-networks

(9) https://ronaldthomaswest.com/2014/04/18/military-sock-puppets-nsa-trolls-cia-shills/

(10) https://caitlinjohnstone.com/2021/01/03/never-forget-how-the-msm-smeared-assange-notes-from-the-edge-of-the-narrative-matrix/

(11) https://caitlinjohnstone.com/2019/03/03/how-and-how-not-to-beat-a-smear-campaign/

(12) https://thegrayzone.com/2020/08/18/us-government-funded-coda-story/

(13) https://www.pbs.org/newshour/show/u-s-created-cuba-twitter-sow-unrest-reports-ap

(14) https://apnews.com/article/904a9a6a1bcd46cebfc14bea2ee30fdf

(15) https://www.theguardian.com/world/2014/apr/03/us-cuban-twitter-zunzuneo-stir-unrest

(16) https://www.usnews.com/opinion/articles/2016-06-22/google-is-the-worlds-biggest-censor-and-its-power-must-be-regulated

(17) https://nypost.com/2021/01/04/ted-cruz-twitter-most-brazen-and-google-most-dangerous/

(18) https://www.serendipity.li/cda/censorship_at_wikipedia.htm

(19) https://www.paulcraigroberts.org/2021/01/24/the-media-destroyed-america/

(20) https://www.amazon.com/Empire-Their-Own-Invented-Hollywood/dp/0385265573

(21)https://www.goodreads.com/book/show/118657.An_Empire_of_Their_Own

(22) https://researchlist.blogspot.com/2011/06/jewish-ownership-of-big-media.html

(23) http://tapnewswire.com/2015/10/six-jewish-companies-control-96-of-the-worlds-media/

(24) https://www.simpletoremember.com/articles/a/jews-in-the-media-hollywood/

(25) https://mondoweiss.net/2008/02/do-jews-dominat/

(26) https://www.latimes.com/la-bk-gore-vidal-1989-08-04-story.html

(27) Naomi Klein | El Espectacular Fracaso de la Marca USA; https://naomiklein.org/spectacular-failure-brand-usa/

(28) http://www.pbs.org/pov/borders/2006/de_sellingamerica.html

(29) https://www.latimes.com/archives/la-xpm-2003-mar-04-fg-beers03-story.html

(30) https://www.alternet.org/2002/03/brand_usa/

(31) https://nexus23.com/warfare2/the-rendon-group-reloaded/

(32) http://www.sourcewatch.org/index.php?title=The_Pentagon%27s_Information_Warrior

(33) https://www.counterpunch.org/2020/01/03/the-dangers-of-privatized-intelligence/

(34) https://www.pewresearch.org/politics/2019/07/22/how-americans-see-problems-of-trust/

(35) https://abcnews.go.com/International/foreigners-black-people-unwelcome-parts-china-amid-covid/story?id=70182204

(36) https://www.aol.com/article/news/2020/04/11/african-nations-us-decry-racism-against-blacks-in-china/23975666/

(37) http://www.philipagee.com/

(38) https://www.nytimes.com/2008/01/10/obituaries/10agee.html

(39) https://ecfsapi.fcc.gov/file/7021898632.pdf

(40) https://www.globalissues.org/article/163/media-in-the-united-states

(41) https://www.eurasiareview.com/22042020-america-is-sadly-in-the-grip-of-exhausted-ideas-oped/

Este artículo apareció por primera vez en SakerBlog

Copyright © Larry Romanoff, Moon of Shanghai, Blue Moon of Shanghai, 2021

 

 

 

 

L.Romanoff´s interview

Larry Romanoff,

contributing author

to Cynthia McKinney's new COVID-19 anthology

'When China Sneezes'

When China Sneezes: From the Coronavirus Lockdown to the Global Politico-Economic Crisis

 

 

CROATIAN  ENGLISH   ESPAÑOL FRANÇAIS  GREEK  NEDERLANDS  POLSKI  PORTUGUÊS EU   PORTUGUÊS BR  ROMANIAN  РУССКИЙ

What part will your country play in World War III?

By Larry Romanoff, May 27, 2021

The true origins of the two World Wars have been deleted from all our history books and replaced with mythology. Neither War was started (or desired) by Germany, but both at the instigation of a group of European Zionist Jews with the stated intent of the total destruction of Germany. The documentation is overwhelming and the evidence undeniable. (1) (2) (3) (4) (5) (6) (7) (8) (9) (10) (11)

READ MORE