L.Romanoff´s interview

Saturday, February 27, 2021

SP -- LARRY ROMANOFF -- ¿Son los americanos intrínsecamente malvados, o sólo están criminalmente locos? -- January 27,2021

 

 

 

¿Son los americanos intrínsecamente malvados, o sólo están criminalmente locos?

Por Larry Romanoff artículo exclusivo para PRAVDA

27 Enero, 2021

Traducción: PEC

Nota para los lectores:

Este artículo fue publicado en Pravda en tres partes con material adicional y referencias añadidas. Sin embargo, aquí se presenta el original, puesto que ya había sido traducido a varios idiomas y habría requerido un tiempo excesivo para nuevas traducciones. Aquí están los enlaces a este artículo en tres partes:

Parte 1   Parte 2   Parte 3

ENGLISH  ESPAÑOL  NEDERLANDS  PORTUGUÊS

En el pasado se me ha acusado de ser "anti-americano" y, aunque tal vez sea cierto, esos sentimientos se dirigían principalmente al gobierno de los Estados Unidos y a sus organismos y no al pueblo de la nación, sobre la base de que, a pesar de la democracia, el pueblo no era responsable de las atrocidades de la empresa criminal psicopática que actúa como su gobierno. En consecuencia, durante algunas décadas defendí a los americanos de las acusaciones de culpabilidad por las acciones de su gobierno.

Mi postura ha cambiado. He llegado a la conclusión de que, al igual que las hojas no pueden cambiar de color y las raíces no pueden marchitarse sin el conocimiento silencioso de todo el árbol, ningún gobierno puede cometer más de dos siglos de guerras y atrocidades incesantes contra otros pueblos y naciones sin el conocimiento y la aprobación de la gran mayoría del pueblo.

 

Dudo que haya mucha controversia en el mundo actual sobre la maldad intrínseca que parece impregnar al gobierno de los Estados Unidos y al Estado Profundo que lo controla, ni sobre la insana criminalidad inherente a la mayoría de sus políticas exteriores. Pero sin embargo se trata de acusaciones llamativas, así que examinemos el fundamento.

En primer lugar, las guerras de agresión son una de las características que definen a los Estados Unidos de América, parte de los cimientos de la democracia americana, ya que el país ha estado en guerra durante unos 235 de sus 245 años como nación.

El expresidente de los EEUU, Jimmy Carter, dijo,

"Enviamos marines al Líbano, y no hay más que ir al Líbano, a Siria o a Jordania para comprobar de primera mano el intenso odio que siente mucha gente hacia los Estados Unidos porque hemos bombardeado, aplastado y matado sin piedad a aldeanos totalmente inocentes -mujeres, niños, agricultores y amas de casa- en esos pueblos de los alrededores de Beirut. Como resultado de ello, nos convertimos en una especie de Satán en la mente de aquellos que están profundamente resentidos". También afirmó que Estados Unidos era la nación más belicosa de la historia del mundo. (1)

La extrema injerencia diplomática y económica le sigue de cerca. Durante los últimos 200 años, sólo queda un pequeño puñado de naciones, en su mayoría insignificantes, a las que Estados Unidos no haya invadido, destruido, sancionado, llevado a la bancarrota, interferido grotescamente en sus elecciones, lanzado ataques terroristas o biológicos masivos, o brutalizado de alguna otra manera. Aquí hay un enlace a un artículo en el que se describen los ataques más atroces que EE.UU. ha realizado contra Canadá, el vecino y mejor amigo de EE.UU. (2) Aquí hay dos artículos relacionados con China (3) (4) y uno con Irak (5)

A los americanos (y quizás a otros) les sorprenderá saber que Estados Unidos nunca ha instaurado un gobierno democrático libre en ningún país, jamás. En cambio, en más de 50 casos, Estados Unidos ha derrocado por la fuerza a un gobierno pacífico y legítimo (a menudo una democracia) y ha instalado a un brutal psicópata asesino-dictador. (6) La más reciente oleada de "revoluciones de color" americanas fue quizás menos brutal por haber sido instigada internamente por la CIA, pero no menos letal o destructiva.

Los asesinatos son también una de las características que definen a los Estados Unidos. En más de 150 ocasiones, Estados Unidos ha matado al Jefe de Estado o a los principales ejecutivos de otras naciones, incluido un Secretario General de la ONU (Dag Hammarskjold), en represalia por su resistencia a la intimidación y al saqueo americano. (7) Esto no incluye los fracasos, especialmente los tres intentos contra el primer ministro chino Zhou En-lai o los 638 intentos contra Fidel Castro. En el primer caso, los americanos colocaron una bomba en un avión que salía de Hong Kong. La bomba explotó, matando a todos los que estaban a bordo, pero Zhou había cambiado sus planes y se libró. Es interesante leer sobre estos asesinatos hoy en día, como ocurrió recientemente con Soleimani en Irán. En el pasado, estas "operaciones negras" se llevaban a cabo en intenso secreto y se negaban con vehemencia, pero hoy en día se hacen abiertamente y se admiten con orgullo, el asesinato se incluye ahora aparentemente en la definición americana de "democracia". Tal vez quiera leer sobre los intentos de asesinato del primer ministro de China, pero Google y Bing parecen no tener conocimiento de ello.

El terrorismo es también una característica fija de los Estados Unidos como elemento integral de la política exterior de la nación. No se discute en ninguna parte que el violento levantamiento terrorista en el Tíbet en 2008 fue el regalo de los EE.UU. a China para los Juegos Olímpicos, al igual que el ataque terrorista en Sochi en 2014 fue el regalo equivalente a los Juegos Olímpicos de Rusia. Tampoco se discute que las principales organizaciones terroristas del mundo actual fueron formadas, financiadas y entrenadas por los Estados Unidos.

La tortura entra en la misma categoría. El gobierno de los Estados Unidos siempre ha empleado la tortura contra ciudadanos de otras naciones, de forma generalizada. Tengo fotos de soldados americanos sometiendo a civiles al ahogamiento en las Filipinas de principios del siglo XX. La Operación Phoenix de Estados Unidos en Vietnam se centró en los civiles y torturó hasta la muerte a más de 45.000 vietnamitas, en su mayoría campesinos pobres. Los soldados americanos fueron unánimes al afirmar que nadie que entrase en el Proyecto Fénix salía vivo. Por ejemplo, los soldados americanos colocaban la cabeza de un hombre sobre una piedra, le introducían una espiga de madera en la oreja y la golpeaban con un martillo hasta que le atravesaba el cerebro y moría. Sólo por diversión. Más recientemente, gracias a seres humanos valientes como Chelsea Manning, se descubrió que EE.UU. había creado la mayor red de prisiones de tortura y buques prisión de la historia del mundo, centrada en lugares como la Bahía de Guantánamo en Cuba, Abu Ghraib y Baghram en Irak, y Diego García en el Océano Índico Central. Amnistía Internacional describió Abu Ghraib como "un centro de tortura y ejecuciones", como todos ellos. (8) No se ha hecho pública ninguna información sobre el número total de personas torturadas y asesinadas en estas prisiones, todas las cuales siguen abiertas y los buques prisión siguen a flote.

En el proceso de someter a las naciones a la supremacía americana, Estados Unidos se ha especializado durante más de un siglo en lo que los militares llaman "pacificación civil", que es la matanza indiscriminada y al por mayor de un número prácticamente ilimitado de civiles, como método preferido para inculcar el miedo y la obediencia permanentes en un pueblo. Uno de los peores fue el golpe de la CIA en Indonesia para sustituir a Suharno por Sukarto en la década de 1960, donde literalmente millones de civiles fueron asesinados abierta y públicamente, sin parar durante semanas, hasta que los ríos de la nación corrieron rojos de sangre. La estimación conservadora es que más de tres millones fueron asesinados en esa orgía americana, la mayor matanza de seres humanos en la historia del mundo. Y como en el caso de Filipinas y otras naciones, los americanos destruyeron y re-escribieron los libros de historia para que los indonesios de hoy sean ajenos a su pasado. Existen ejemplos algo menores en docenas de otras naciones, más recientemente en Irak y en Libia.

Esto es tan cierto que Estados Unidos es la única nación en el mundo con una "universidad" establecida específicamente con el propósito de enseñar las técnicas de tortura y pacificación civil a todos los dictadores matones del mundo, la infame Escuela de las Américas, antes en Panamá, hoy en Ft. Benning, Georgia. (9) Más de 60.000 se han "graduado" en esa "universidad".

La guerra biológica es otra característica fija de los Estados Unidos de América. Igor Nikulin, antiguo miembro de la Comisión de Armas Biológicas y Químicas de la ONU, afirma que el ejército americano cuenta con 400 laboratorios de armas biológicas repartidos por todo el mundo, en su mayoría en los alrededores de Rusia y China, convenientemente fuera del ámbito del Congreso y también del control de la desventurada nación local. Podemos asumir con seguridad que esos laboratorios no están buscando una cura para el resfriado común. Se han descubierto tantas pruebas que ya no se discute que Estados Unidos estuvo detrás de la vasta guerra biológica desatada contra China durante la guerra de Corea, y es ampliamente aceptado en gran parte del mundo que el SARS fue desatado por Estados Unidos como un ataque contra China, (10) al igual que los otros siete ataques biológicos, incluyendo la gripe porcina, variaciones de la gripe aviar, etc., durante los últimos años. (11) (12) También parece casi una certeza que el Mercado Xinfadi de Beijing fue resembrado con COVID-20 en junio de 2020 por la misma gente. (13) Al mismo tiempo, tal vez le interese leer sobre el intenso interés de Estados Unidos en el desarrollo de la guerra biológica. (14) (15) (16) Esta última referencia describe el desarrollo de alimentos transgénicos americanos como el arma biológica casi ideal.

La experimentación humana implicando atrocidades indecibles también es una característica que define a América. Se trata de una categoría tan amplia que es casi imposible saber por dónde empezar. Podríamos empezar por el MK-ULTRA, que es casi con toda seguridad el catálogo más horrendo de muertes, privaciones, torturas, abusos sexuales e inimaginables y atroces abusos mentales y psicológicos, realizados muy a menudo en niños pequeños. (17)

Ahora es más o menos conocido que Shiro Ishii llevó a cabo horribles experimentos en humanos en su infame Unidad 731 en Harbin, China, que incluían vivisecciones en vivo. Pero parece menos conocido que una de las condiciones de la rendición japonesa tras la Segunda Guerra Mundial fue que Ishii entregara a los Estados Unidos toda la documentación sobre sus experimentos a cambio de una completa inmunidad contra su enjuiciamiento por crímenes de guerra. Y parece que no se sabe en absoluto que el interés del gobierno americano en la experimentación con seres humanos era tan agudo que Ishii y toda su tropa de Doctores Frankenstein fueron importados a los Estados Unidos, donde se les dieron nuevas identidades y se les alojó en bases militares americanas, así como en el recién creado CDC, que siempre ha formado parte del ejército americano con su carácter y propósito reales estrechamente ocultos. Tampoco se sabe que Ishii era tan apreciado por los americanos que le dieron un puesto de profesor y supervisor de investigación biológica en la Universidad de Maryland, cargo que ocupó hasta su muerte décadas después. Hay otro asunto pendiente muy curioso que tiene que ver con el traslado de unos 500.000 prisioneros de guerra alemanes a los EE.UU. durante y después de la Segunda Guerra Mundial, con su aparente desaparición y sin que haya constancia de que hayan salido para volver a casa como se decía. (18)

Pero además de esto, el gobierno y el ejército de los EE.UU. realizaron literalmente miles de experimentos humanos clandestinos en millones de ciudadanos americanos sin su conocimiento, con resultados muy letales. Estos incluían radiación nuclear y casi todo tipo de patógenos conocidos por el hombre, liberados deliberadamente. Hay tantas cosas aquí que es casi imposible describirlas, pero he documentado gran parte de esto en un artículo que tal vez le interese examinar para conocer los detalles. (19) También está el asunto del Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Robert McNamara, que reclutó a unos 500.000 jóvenes retrasados (la mayoría con un coeficiente intelectual de alrededor de 65) y les dio un billete solo de ida a Vietnam. (20)

Una de las principales flechas en el carcaj diplomático americano es la de los embargos de alimentos (y de otro tipo) contra las naciones más pobres que se resisten a la democracia, la libertad y los derechos humanos al estilo americano, es decir, a la violación, al saqueo y al pillaje. Un ejemplo típico fue la Gran Hambruna de China de 1959-1961, iniciada por los amigos europeos de los Estados Unidos, pero como Estados Unidos es el ejército privado de los banqueros y, por tanto, el ejecutor militar y diplomático, esto cuenta como una empresa americana. (21) En resumen, la intención era destruir China y colapsar al gobierno mediante la ingeniería de un embargo de alimentos en todo el mundo durante el cual el mundo entero vio morir de hambre lentamente a 20 millones de chinos. Y esta no fue en absoluto la primera ni la última vez que los americanos lanzasen tales medidas. Hicieron lo mismo para castigar a China durante la Guerra de Corea (además de vastos intentos de guerra biológica), y lo repitieron periódicamente hasta la década de 1970. Y, por supuesto, Estados Unidos ha hecho lo mismo con otras naciones, y en asuntos distintos a los alimentarios. Un ejemplo actual es el de las llamadas "sanciones" de EE.UU. a Irán, congelando todos los activos e ingresos extranjeros, negándole así específicamente a Irán las divisas para comprar las vacunas COVID-19, con los resultados que se pueden imaginar.

Además de los repetidos embargos alimentarios y médicos, Estados Unidos se ha especializado en lo que podríamos llamar "embargos económicos", estrangulando todos los ingresos extranjeros a una nación pobre. La táctica de aislar financieramente a un país pequeño y pobre para causarle miseria, pobreza e inanición es habitual para los Estados Unidos. Un caso típico fue el de Nicaragua, donde, como dijo el presidente Ronald Reagan de forma tan célebre, "Haz gritar a la economía". El propósito, por supuesto, era destruir Nicaragua y derribar otro gobierno resistente al saqueo americano. Los EE.UU. han hecho lo mismo con Cuba durante 70 años sin parar, en retribución por la expulsión por Castro de los EE.UU. y de su grupo de gángsters, obligando orgullosamente a esa pequeña nación a permanecer subdesarrollada y en la pobreza durante generaciones.

Este terrorismo económico llegó mucho más profundo de lo que se cree. EE.UU. es famoso en muchas partes del mundo -Haití es un ejemplo excelente- donde los americanos invaden repetidamente y luego abren por la fuerza -y vacían- las cámaras acorazadas del banco central de una pequeña nación. Una táctica relacionada con esto era obligar a la mayoría de las naciones de América Central y del Sur a que los Estados Unidos "administraran" todas sus reservas de efectivo y de divisas, invirtiendo el dinero en el desarrollo inmobiliario de Nueva York y ganando miles de millones para los banqueros, mientras que las pequeñas naciones cautivas recibían el 1% de su dinero.

Casi ningún americano, y poca gente de cualquier lugar, sabe que los americanos siempre han sido los mayores ladrones de propiedad intelectual del mundo, llegando a esfuerzos que asombran a la imaginación. Nadie parece saber hoy que después de la Segunda Guerra Mundial los Estados Unidos saquearon toda la nación de Alemania de todas sus patentes, productos y procesos comerciales, robando unas 800.000 patentes en total, y expropiando todas las empresas alemanas en el mundo fuera de Alemania. Pocas personas saben también que EE.UU. ha operado durante muchas décadas la mayor red de espionaje comercial del mundo -por órdenes de magnitud- entregando toda la propiedad intelectual robada a las empresas americanas. (22) (23)

Tengo documentación para continuar con esto durante 1.000 páginas, pero tal vez el punto ya ha sido hecho. No es por nada que los Estados Unidos hayan sido catalogados durante tanto tiempo como la nación más odiada del mundo.

Volvamos por un momento a otros segmentos de los Estados Unidos, a saber, las instituciones y las empresas. No es muy conocido fuera de China, pero las universidades americanas son tan culpables como su gobierno y su ejército en la comisión de diversos males y atrocidades. Aquí hay referencias a dos artículos que detallan el robo masivo de ADN chino por parte de la Universidad de Harvard y un experimento humano atrozmente criminal realizado en niños chinos por la Universidad de Tufts. Ambos estaban envueltos en una niebla de ilegalidad, encubrimientos, mentiras, enfermedades y muertes. (24) (25) Dado que la OMS está controlada en gran medida por los EE.UU. y por los intereses del Estado Profundo, y que Bill Gates es el mayor contribuyente a la OMS, podemos para nuestro propósito considerar a esta organización como una filial de los EE.UU.. Casi nadie en el mundo occidental sabe que hace unos años la OMS esterilizó fraudulenta y subrepticiamente a unos 150 millones de mujeres en países no desarrollados, sin su conocimiento ni consentimiento. Si usted no lo sabe, tiene que leer esto. (26)

Pocos occidentales son conscientes de que las compañías farmacéuticas norteamericanas llevan a cabo ahora sus ensayos de nuevos fármacos, sin supervisión y en secreto, en países subdesarrollados, donde las leyes no están preparadas y los lugareños todavía tienen fe en la medicina del hombre blanco, dejando generalmente tras de sí un rastro de muerte y miseria que seguramente implica en total a cientos de miles de vidas. La referencia anterior (26) contiene uno de estos ejemplos. Hay muchos. Tal vez le interese leer sobre el Dalkon Shield, un dispositivo intrauterino fatalmente defectuoso que se retiró de los países occidentales pero que se comercializó por millones en el mundo no desarrollado, provocando innumerables (e incontables) histerectomías y muertes. Para obtener un poco de información relacionada con las empresas americanas en el extranjero, puede leer estos dos artículos. Uno se titula, La Psicopática Empresa Criminal llamada América (27), el otro, La Patología de la Competencia Americana. (28)

De lo anterior se desprende que todos los segmentos de la sociedad americana están leyendo el mismo guión. Repasemos lo que tenemos hasta ahora.

Cuando se diseña un embargo alimentario contra una nación que sufre escasez de alimentos y se ve cómo decenas de millones de personas mueren de hambre, si eso no es pura maldad, ¿qué lo sería? Cuando se niega a un pueblo el dinero para comprar medicinas contra una enfermedad letal, si eso no es pura maldad, ¿qué lo sería? Cuando se imponen poderosas sanciones económicas a una nación pequeña e indefensa, esclavizándola en la pobreza perpetua, en represalia por su resistencia al saqueo y al pillaje, si eso no es maldad, ¿qué lo sería? Cuando derrocas al gobierno legítimo de una nación e instalas en su lugar a un brutal dictador psicópata (unas 50 veces), para conseguir el sometimiento y la violación de una nación y de sus recursos, ¿de qué manera no es eso una locura criminal? Cuando se lanza una guerra a tiros contra una nación más pequeña e indefensa y se mata a millones de personas con el único fin de someter a esa nación y controlar sus recursos, si eso no es maldad, entonces ¿qué lo sería? La pregunta planteada sobre la maldad inherente y la locura criminal de los Estados Unidos parece válida a partir de la evidencia hasta ahora.

Veamos algunos ejemplos para ver cómo se relaciona esto con el pueblo de los Estados Unidos, con los propios americanos. Para nuestro primer ejemplo, el ejército americano atacó toda la infraestructura de agua potable en Irak, destruyendo la mayoría de los suministros de agua potable en el país. A continuación, la secretaria de Estado de los EEUU, Madeleine Albright, diseñó (y aplicó) un embargo mundial total sobre Irak para evitar su suministro, dejando a la nación con poca agua potable, lo que provocó la muerte de más de 500.000 niños (además de ancianos y enfermos) por esa causa. En una famosa entrevista televisiva en el programa 60 Minutes, se le preguntó a Albright si la muerte de todos esos niños "para dar una lección a Saddam Hussein" había "merecido la pena". La respuesta de Albright fue: "Sí, mereció la pena". No puedo imaginarme que se discuta la afirmación de que Madeline Albright es la maldad personificada, tan malvada como el propio Satanás, y que claramente la mujer está criminalmente loca. Pero, ¿cómo reaccionó el pueblo americano, no sólo al hecho del genocidio de Albright, sino a su apreciación casual y casi frívola de su propia obra? Respuesta corta: no lo hicieron. No pude encontrar ningún rastro de objeción registrada por el pueblo americano ante esta inhumanidad. A ningún americano le importaba. Sólo estaban matando a los del turbante por Jesús. Y además, estaba muy lejos.

No es un secreto que el ejército americano disparó en Irak literalmente millones de proyectiles de artillería que contenían muchos kilogramos de uranio empobrecido, que se vaporiza en nanopartículas y se impregna en todo el entorno, incluidos los seres humanos. Uno de los resultados es que, desde entonces, Irak ha experimentado varios cientos de miles de nacimientos con deformaciones horribles, incluyendo bebés nacidos sin cabeza o con tres cabezas, bebés nacidos con gran parte de sus órganos internos o sus cerebros completamente fuera de sus cavidades corporales o cráneos, bebés con cualquier número de extremidades que emanan de cualquier parte de sus cuerpos, y un gran número de ellos que son categorizados por los médicos iraquíes y de la ONU como "bultos de carne no identificables". ¿Cómo reaccionaron los americanos como pueblo ante esta revelación? No lo hicieron. Ni un murmullo que haya podido encontrar en ningún sitio. Las revistas Time y Life publicaron un artículo titulado "Las diminutas víctimas de la Tormenta del Desierto" (29), pero se trataba de una obra patéticamente retorcida, en la que se quejaban por el personal militar americano expuesto en Iraq y cuyos bebés, en algunos casos, sufrían "horrendas deformidades". Pero ninguna mención a los incontables miles de nacidos en Irak que fueron el objetivo.

Un hospital de Irak estaba catalogando concienzudamente todos los nacimientos deformes, preservando los fetos, manteniendo registros y fotografías precisas, un catálogo de pruebas que el gobierno americano no quería que se expusiera. Su solución fue lanzar un ataque aéreo sobre el hospital, bombardeando todo el hospital hasta convertirlo en escombros, no sólo matando a todas las víctimas, sino destruyendo todos los registros y las pruebas junto con el personal médico que lo catalogaba todo. Esto no fue un secreto. ¿Cómo reaccionó el pueblo americano ante este crimen incalificable? No lo hicieron. No hubo quejas en ninguna parte.

También en el caso de Irak, el gobierno de los Estados Unidos estaba disgustado con las noticias extranjeras que emanaban del país durante la invasión, noticias que aportaban pruebas contrarias al cono de silencio oficial deseado. ¿Cómo actuó el ejército americano? Introdujeron un tanque en el centro de Bagdad, lo situaron junto al hotel donde estaban acampados todos los periodistas extranjeros y volaron todo el suelo del hotel. Esto tampoco fue un secreto. El pueblo americano (y los medios de comunicación americanos) guardaron absoluto silencio ante este asesinato deliberado de muchos periodistas, por no hablar de la "supresión" de la libertad de expresión.

Durante muchas décadas, el ejército americano no empleó francotiradores. Las aventuras militares se llevaban a cabo con la fuerza bruta, y los francotiradores eran representados universalmente en los libros y en las películas como la forma más baja de cobarde, que evitaba "una lucha justa",escondiéndose en árboles y arbustos mientras mataba a gente que ni siquiera sabía que estaban allí. Eso ha cambiado. Ahora que los Estados Unidos los tienen, los francotiradores son el más alto nivel de héroe; testigo de ello es Chris Kyle, francotirador extraordinario que mató a más de 100 personas, evitando una lucha justa escondiéndose en árboles y arbustos y matando a gente que ni siquiera sabía que estaba allí. No sólo era bueno en su trabajo, sino que lo amaba. Kyle dijo: "Me encantaba matar. Sólo desearía haberlo hecho más". Leí un relato en el que afirmaba que su muerte favorita fue un disparo a 1.000 metros en el que le voló los sesos a un bebé mientras estaba siendo acunado en los brazos de su madre. ¿Y cómo reaccionó el pueblo americano ante esta noticia llena de acontecimientos? Bueno, lo celebraron con películas en honor a Kyle, y construyeron estatuas de bronce en conmemoración del hombre como una leyenda.

La película fue dirigida por Clint Eastwood -"Harry el Sucio" en algo más que el nombre-, y el IMDB afirmando excitado que la "precisión milimétrica" de Kyle salvó "innumerables vidas en el campo de batalla y le convirtió en una leyenda". Amazon incluyó la película en "Los más vendidos -Programas de televisión para niños y familias-La leyenda del francotirador americano". El libro sobre Kyle fue el número 1 de las memorias más vendidas del New York Times, y la película fue nominada a seis premios de la Academia, incluido el de mejor película. Además, en San Antonio (Texas) se erigió una estatua de 3 metros para que Kyle "sea recordado y honrado para siempre", "Un justo homenaje a un héroe americano". (30) (31) (32) (33) Un artículo de Mondoweiss afirmaba que las glorificaciones de la tortura por parte de Hollywood influían tanto (animaban) a los soldados americanos que los oficiales militares apelaron a los productores para que bajaran el tono. (34) (35) (36) (37)

Cuando Chelsea Manning hizo pública toda la documentación gráfica de las prisiones de tortura americanas en Irak, en lugar de sentir asco y forzar una revolución popular, los americanos abrazaron de buen grado la tortura y la incrustaron en su nueva definición de democracia, llegando Hollywood a celebrarlo con una nueva y popular serie de televisión en la que el héroe (americano) torturaba a la gente en nombre del Bien.

En cuanto a la injerencia casi inimaginable en los gobiernos de otras naciones, los medios de comunicación americanos no han expresado ninguna objeción, y aparte de algunas almas valientes que escriben libros que Amazon suprime o se niega a vender, no hay nada del pueblo americano. Parecen contentos de que se les enseñe a odiar a los chinos, a los rusos y a los iraníes, y no expresan ninguna objeción al actual intento de destrucción de Venezuela por parte de su gobierno, al embargo de Cuba durante décadas, ni a la horrible miseria y el número de muertes que su gobierno ha infligido a las naciones de América del Sur y Central, Asia y África. También parecen dar la bienvenida a la perspectiva de la destrucción total de Irán en otra guerra próxima y totalmente injustificada, y parecen dar una amplia bienvenida a la perspectiva de la Tercera Guerra Mundial para la destrucción de China.

La última vez, que yo recuerde, que los americanos como pueblo expresaron alguna humanidad, o incluso mera simpatía por las víctimas de las farsas y crímenes de su país en el extranjero, fue durante la guerra de Vietnam, cuando las protestas fueron verdaderamente nacionales y masivas, en su mayoría de jóvenes y estudiantes, al menos hasta que Nixon ordenó que les dispararan por la espalda. Desde entonces, parecen aprobar cada vez más las desventuras criminales de su nación en el extranjero, esta aprobación ahora transformada en alabanza activa.

En cuanto al derrocamiento por parte de sus militares o de la CIA de más de 50 gobiernos en todo el mundo, los americanos guardan silencio o afirman que instalaron democracias. Lo mismo ocurre con los asesinatos americanos de líderes mundiales. Ni una palabra de los americanos en ninguna parte. Y no es sólo el pueblo americano; el propio Congreso es un testigo ciego. Durante una audiencia del Congreso sobre los asesinatos de la CIA, la declaración final del Comité del Congreso fue que los asesinatos de más de 150 líderes mundiales llevados a cabo sin interrupción a lo largo de 12 presidentes "no reflejan los verdaderos valores americanos, y son por tanto una aberración." Nada más que ver aquí. Más allá de los asesinatos, hoy son tan populares que Estados Unidos es el único país del mundo donde la gente festeja en las calles la noticia de que su Presidente ha matado a alguien en otro país que no le gustaba.

Lo mismo ocurrió con las revelaciones del inmenso régimen de tortura establecido por Bush, Rumsfeld y Cheney. El único comentario significativo de un americano que recuerdo fue el de un comentarista en línea que informaba que "no lo hicimos lo suficiente como para decir que violamos las convenciones de Ginebra". Por lo demás, apenas un murmullo en ninguna parte. En esto, el Congreso fue, si acaso, peor que el pueblo americano. El presidente Obama amenazó al principio con hacer público todo el registro fotográfico y de vídeo de las atrocidades. Una vez convencido de lo contrario, se prepararon paquetes con todo el asunto completo para cada miembro del Congreso y se almacenaron en un lugar seguro para su recogida individual. Poco después, la CIA empezó a tener dudas y obtuvo una orden para recuperar esos paquetes de tortura. Pero no tenían por qué preocuparse; los paquetes seguían en su ubicación segura original. Los miembros del Congreso ni siquiera se preocuparon de recogerlos.

El pueblo americano parece estar orgulloso de que su país haya eliminado más de 50 gobiernos legítimos y los haya sustituido por dictaduras brutales. El pueblo americano, como pueblo, no pone ninguna objeción al hecho ampliamente conocido e indiscutible de que su gobierno, el ejército y la CIA han interferido en prácticamente todas las elecciones de todos los países extranjeros durante los últimos 75 años. En total, de los aproximadamente 200 países principales del mundo actual, sólo tres no han sido invadidos directamente, sometidos a brutales presiones militares, diplomáticas y/o financieras, abrumados por la propaganda americana en sus medios de comunicación, han sufrido una enorme interferencia en sus elecciones nacionales y/o han padecido de otro modo la injerencia masiva del gobierno americano. El recuento incluye la pobreza resultante, la miseria, el analfabetismo y unos 30 millones de muertes en el último recuento. Aunque el pueblo americano pueda desconocer los detalles y las particularidades de cada caso, casi ningún americano ignora las circunstancias de todos estos casos. ¿Y cuál es la respuesta del pueblo americano, como pueblo, a esta letanía de 200 años de acoso y abuso incesante de todas las naciones, incluidos los llamados "aliados"? Sólo el silencio. No hay señales de que los americanos se preocupen por el daño que su nación le causa al mundo a diario.

Fidel Castro figura en el Libro Guinness de los Récords como la persona que ha sobrevivido a más intentos de asesinato. En 2006, la BBC produjo un documental titulado "638 maneras de matar a Castro". Los medios de comunicación americanos lo describieron como una descripción de "las diversas formas en que personas y gobiernos han intentado asesinar a Fidel Castro a lo largo de los años". Pero no eran varias "personas y gobiernos"; era enteramente el gobierno de los Estados Unidos el que estaba detrás de esos complots. Los medios de comunicación desestimaron además este hecho al calificar muchos de los atentados contra la vida de Castro como "humorísticos", y el americano medio parece compartir ese sentimiento. Durante sesenta años, ningún americano ha ignorado nada de esto, y durante sesenta años ningún americano se ha opuesto a nada de esto.

Cuba es, por supuesto, sólo una de las muchas naciones que el gobierno americano ha destruido o mantenido en la más absoluta pobreza. Hay por lo menos 100 de ellas, y siguen contando. Nicaragua y Haití, y de hecho la mayor parte de América Latina, se encuentran en esta situación. Venezuela está siendo llevada hoy a la pobreza abyecta y a la hambruna por la negativa a permitir el saqueo americano al por mayor del país, al igual que Irán, Siria y muchos otros. Trump, durante cuatro años, ha hecho todo lo posible para arruinar la economía de China y a sus principales empresas. Ningún americano ignora esto. ¿Se oponen los americanos como pueblo a este devastador acoso? No que yo sepa. En todo caso, parecen estar orgullosos de ello.

Además, están los propios americanos: sus armas (38), su racismo, su esclavitud (39), su cristianismo evangélico sacrílego y sexual (40). Sus superhéroes con los cuales pueden vivir a través de ellos y así estar orgullosos de ser americanos, ganando ficticiamente siempre la lucha del bien contra el mal en un mundo de fantasía en blanco y negro donde se adoran los ideales y se ignoran los hechos brutales. En cuanto al aspecto religioso, y dado que los americanos son un pueblo tan profundamente religioso, Chris Kyle (el francotirador del que se habla más arriba) se había tatuado en el brazo una gran cruz porque "quería que todos supieran que era cristiano".

Puede que sea cierto, como he señalado anteriormente, que los americanos en general no sean plenamente conscientes de los detalles de todas las atrocidades mencionadas anteriormente cometidas por su nación "democrática y amante de la libertad", en parte porque los medios de comunicación americanos sólo proporcionan fragmentos de sonido y nunca los detalles necesarios. Sin embargo, hay una importante diferencia entre no saber y no querer saber. Y según mi larga experiencia, la ignorancia americana sobre el aspecto criminal de su nación se debe a que no quieren saber.

A las pruebas me remito.

¿Son los americanos un pueblo intrínsecamente malvado? Sí, yo diría que sí, en su mayor parte. ¿Están los americanos como pueblo, y desde su gobierno hacia abajo, criminalmente locos? No veo cómo podríamos evitar responder afirmativamente.

Por último, dos artículos para que los americanos (y otros) reflexionen: El Excepcionalismo Americano, y Replantar el Sueño Americano. (41) (42)

*

Los escritos del Sr. Romanoff se han traducido a 28 idiomas y sus artículos se han publicado en más de 150 sitios web de noticias y política en más de 30 países, así como en más de 100 plataformas en inglés. Larry Romanoff es consultor de gestión y empresario jubilado. Ha ocupado cargos ejecutivos de alto nivel en empresas de consultoría internacionales y ha sido propietario de un negocio de importación y exportación internacional. Ha sido profesor visitante en la Universidad Fudan de Shanghai, presentando estudios de casos en asuntos internacionales a las clases superiores del EMBA. El Sr. Romanoff vive en Shanghai y actualmente está escribiendo una serie de diez libros relacionados generalmente con China y Occidente. Es uno de los autores que contribuyen a la nueva antología de Cynthia McKinney "When China Sneezes (Cuando China Estornuda-- Capítulo 2 -- Tratar con Demonios)".

Su archivo completo puede verse en https://www.moonofshanghai.com/ y http:// www.bluemoonofshanghai.com/

Puede ser contactado en: 2186604556@qq.com

Notas

(1)https://www.counterpunch.org/2019/04/19/jimmy-carter-us-most-warlike-nation-in-history-of-the-world/

 (2) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/us-interventions-in-canada-brief-history.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/us-interventions-in-canada-a-brief-history-october-20-2019/

(3) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/tiananmen-square-failure-of-american.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/tiananmen-square-the-failure-of-an-american-instigated-1989-color-revolution/

(4) https://www.unz.com/lromanoff/the-american-infiltration-of-chinas-xinjiang/

(5) https://www.moonofshanghai.com/2020/06/humanity-at-crossroads-june-17-2020.html

(6) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/spreading-democracy-american-way.html

(7) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/the-cias-greatest-hits-us-government.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/the-cias-greatest-hits-us-government-assassinations-npvember-01-2020/

(8) https://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/iraq-war-abu-ghraib-prison-court-torture-scandal-soldiers-a8831881.html

(9) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/the-school-of-americas.html

(10) http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/860/  (SARS)

https://www.moonofshanghai.com/2020/11/sars-november-16-2020.html

(11) https://www.unz.com/lromanoff/were-covid-19-and-covid-20-created-in-a-us-lab/

(12) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/part-2-paradigm-shift-covid-19-needs.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/part-2-a-paradigm-shift-covid-19-needs-a-criminal-investigation

(13)https://www.moonofshanghai.com/2020/06/covid-19-china-reseeded-with-covid-20.html

(14) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/biological-weapons-useful-and-timely.html

(15) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/the-geopolitical-deployment-of.html

(16)https://www.moonofshanghai.com/2020/04/genetically-modified-seeds-conceived-as.html

(17) https://www.moonofshanghai.com/2020/07/cia-project-mk-ultra-july-2-2020.html

(18) https://www.moonofshanghai.com/2020/06/larry-romanoff-prisoner-of-war-camps-in.html

(19) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/the-us-government-declares-war-on.html

(20) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/robert-mcnamaras-infamous-project.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/robert-mcnamaras-infamous-project-100000-and-the-vietnam-war-a-premeditated-crime-against-humanity-october-30-2019/

(21) https://english.pravda.ru/society/145495-famine_china_guilty/

(22) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/the-greatest-intellectual-property.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/the-greatest-intellectual-property-theft-in-history-operation-paperclip-november-16-2019/

(23) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/state-sponsored-commercial-espionage.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/english/state-sponsored-commercial-espionage-the-global-theft-of-ideas-february-28-2020/

(24) https://www.moonofshanghai.com/2020/09/harvard-universitys-fraudulent-chinese.html

(25) https://www.moonofshanghai.com/2020/09/tufts-universitys-fraudulent-china.html

(26) https://www.moonofshanghai.com/2020/05/a-cautionary-tale-about-who.html

(27) https://www.moonofshanghai.com/2020/11/the-psychopathic-called-america.html

(28) https://www.moonofshanghai.com/2020/09/blog-post_41.html  (the pathology of American competition)

(29) https://www.pbs.org/wgbh/pages/frontline/shows/syndrome/veterans/

(30) https://www.imdb.com/title/tt2179136/

(31) https://www.amazon.com/chris-kyle-movie-Movies-TV/s?k=chris+kyle+movie&rh=n%3A2625373011

(32) https://www.amazon.com/American-Sniper-Movie-Tie-Autobiography/dp/0062376578

(33) https://time.com/3712785/american-sniper-chris-kyle-movie-death/

(34) https://mondoweiss.net/2012/04/hollywoods-glorifications-of-torture-so-influenced-us-soldiers-that-military-officials-appealed-to-producers-to-tone-it-down/

(35) https://www.theguardian.com/commentisfree/2012/dec/10/zero-dark-thirty-torture-awards

(36) https://www.theguardian.com/commentisfree/2012/dec/14/zero-dark-thirty-cia-propaganda

(37) http://www.worldcantwait.net/index.php/torture/8088-zero-dark-thirty-the-veneration-of-torture-and-the-c-i-a

(38) https://www.moonofshanghai.com/2020/08/my-god-and-my-glock-theology-of-guns.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/my-god-and-my-glock-the-theology-of-guns-in-america-january-20-2020/

(39) http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/1103/

(40) https://www.moonofshanghai.com/2020/07/honk-if-you-love-jesus-july-19-2020.htm

(41) https://www.moonofshanghai.com/2020/08/pt.html

(42) https://www.moonofshanghai.com/2020/04/replant-american-dream-your-usa-today.html

http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/613/

Este artículo apareció por primera vez en PRAVDA. 

Copyright © Larry RomanoffMoon of Shanghai, Blue Moon of Shanghai, 2021

 

 

 

Larry Romanoff,

contributing author

to Cynthia McKinney's new COVID-19 anthology

'When China Sneezes'

When China Sneezes: From the Coronavirus Lockdown to the Global Politico-Economic Crisis